ACERCA DE ESTE BLOG

martes, 27 de junio de 2017

CONTACTO 0 CON EL NARCISISTA: 2 REMEDIOS CONTRA LA AMNESIA


La primera vez que establecí el Contacto O con mí “amigo” narcisista me sucedió algo que contribuyó enormemente al fracaso de esta tentativa, aún inmadura de mi parte, de romper todo contacto con el depredador.

Pasados los primeros días, que me sirvieron de respiro y alivio, bajo el influjo  palpitante del vinculo traumático, la “mezcla potente”, sufrí una suerte de amnesia que me hizo relativizar toda la experiencia tremenda del abuso que había sufrido. Sabía perfectamente lo que había vivido, pero era como si mi cerebro se esforzara en suavizar el impacto de mis recuerdos y los desdibujara.

Mi mente se aferraba al “amigo” fenomenal que había conocido en el tiempo de la idealización, y obviaba la experiencia traumática vivida en los últimos meses.

¿Lo que yo había vivido se podía llamar realmente abuso?, pensaba, ¿y si me había precipitado en tomar una medida tan extrema?, ¿cabría la posibilidad de alguna solución intermedia y recomenzar la amistad?

Para entender el por qué me venían estas preguntas tómese en cuenta que llevaba unos 10 años conociendo al narcisista, que hasta hacía muy poco su imagen para mí era francamente excelente: buena persona, deportista, inteligente, amable, simpático, colaborador. Los problemas aparecieron al estrecharse nuestra amistad, básicamente en el último año, momento cuando su máscara fue cediendo y el verdadero personaje que se escondía detrás saltó a mi vista.

Sabía cuál era su problema, trastorno narcisista de la personalidad, porque lo acababa de descubrir, pero no tenía ni idea de la gravedad del mismo, ni de sus características, ni de todos los daños, sobre todo emocionales y psicológicos, a los que me exponía al relacionarme con esta tipología de personalidad tóxica.

El problema de la amnesia que sufrí, y que padecen otras víctimas durante los primeros tiempos del Contacto O, es que bajo sus efectos nuestra percepción acerca del peligro de relacionarse con un narcisista disminuye notablemente. Bajamos la guardia, comenzamos a abrir algunas puertas que pensábamos haber cerrado, no nos parecerá tan grave ya mantener algún tipo de comunicación con él, visitar su perfil en las redes sociales, etc.

Ese momento de debilidad es aprovechado sagazmente por el narcisista, que se presentará como lobo vestido de oveja, nos pedirá una nueva oportunidad, incluso excusará su conducta abusiva, alegando, por ejemplo, que atravesaba una mala época, pero que él nunca ha querido hacernos daño y bla, bla, bla. Mentiras, sobre mentiras, sobre más mentiras.

La realidad de lo que me aconteció fue que después de una vuelta artificial al período dorado de nuestra “amistad”, a la tercera semana ya estaba de nuevo con sus manipulaciones y trampas psicológicas. En un fin de semana, justo al mes de haber hecho las “paces”, en forma abrupta e inesperada, me devaluó y descartó de una manera, si cabe, más brutal y dolorosa que la primera vez.

La amnesia se convierte así en una quinta columna que debilita nuestras defensas y  nos hace vulnerables al juego de la aspiradora, el hoover, que el narcisista empleará como táctica para que rompamos el Contacto 0 y devolvernos a su burbuja de maldad y engaño.

¿Cómo enfrentar esta amnesia que puede sobrevenirnos a la hora de mantener O Contacto una vez que es decretado? Quiero presentarles 2 remedios que me fueron particularmente útiles, y que recomendaría seguir como parte de nuestra preparación para el Contacto O:


1. Hacer un listado de las situaciones de abuso vividas:

Se trata de poner por escrito las diferentes situaciones de abuso, emocional, psicológico, o de cualquier tipo, las manipulaciones, mentiras, los juegos psicológicos, las agresiones, etc. que hemos sufrido durante nuestra relación con el narcisista.

No es necesario especificar los pormenores ni entrar en detalles, simplemente nombrarlas, aunque no recordemos exactamente el orden o la fecha en que sucedieron.

La elaboración de esta lista podría ser dolorosa para muchas víctimas. Evitemos en lo posible hacer un flashback de los hechos ocurridos, no se trata de reabrir heridas ni de revivir traumas emocionales, lo que se pide es simplemente poner por escrito lo sucedido, para que nos sirva de recordatorio y de prevención en el futuro.

También es posible que al contemplar todas las situaciones de abuso se despierten en nosotros sentimientos de rabia, resentimiento, deseos de revancha, etc. Intentemos desconectarnos emocionalmente lo más que podamos, no le demos más vueltas en nuestra cabeza. Estos hechos simplemente sucedieron, y nada de lo que sintamos podrá cambiar esta realidad que pertenece ya a nuestro pasado.

El objetivo de este listado de los horrores es que no se nos olvide lo que esa persona nos hizo. Los narcisistas nunca cambian, lo que hicieron en el pasado, es el mejor predictor de lo que nos espera en el futuro si rompemos el Contacto O

Todas esas situaciones, además, tienen un nombre, se llaman ABUSO, no tengamos reparo en llamarlo así, es una cuestión de respeto por nosotros mismos.

Por supuesto, este listado es exclusivamente para nuestro uso personal, y no debemos enseñárselo nunca al narcisista. Es simplemente un recordatorio para ayudarnos a evitar la amnesia. Debemos guardarlo en un sitio reservado, y si lo mostramos a alguien que sea a personas de nuestra más estricta confianza.


2. Hacer un listado de mis razones para establecer un Contacto O

Es importante hacer un listado personal de las razones por las que decretamos el Contacto O con el narcisista. No basta que hayamos escuchado o leído sobre la necesidad imperiosa de tomar y mantener dicha medida, para lograr nuestra recuperación del abuso y librarnos del depredador. Nos corresponde a nosotros, en concreto, escribir nuestros motivos, eso no obligará a tomar conciencia de la importancia de nuestra decisión y nos dará fuerza en nuestro compromiso por mantenerla.

El Contacto O debe tomarse con la cabeza bien fría, y apoyarse en sólidas razones de las cuales estemos plenamente convencidos. No podemos hacer depender esta medida, nuestra principal arma contra el narcisista, de nuestras batallas emocionales.

El Contacto O no puede fundamentarse en el modo como nos sentimos en determinado momento. Nuestra razón, nuestra inteligencia, deben tomar el control de nuestras decisiones. Por eso, que hayamos considerado previamente las causas que nos mueven a romper todo contacto con esta persona, será nuestro mejor bastión en los momentos de peligro.

La lista de estas razones podrá variar según cada caso ya se trate de una relación romántica, o de una amistad, o de un familiar cercano, etc.

Por si les sirve de inspiración, les comparto la lista que elaboré en su momento de mis razones para mantener un Contacto O con mi “amigo” narcisista:

He decidido establecer, y mantener, un Contacto O con el narcisista:

1. Porque está persona sufre un grave trastorno de personalidad, que implica una verdadera ruptura con la realidad.

2. Para proteger mi integridad emocional y psicológica de las secuelas de sus abusos y manipulaciones.

3. Porque está persona no cambiará nunca su modo de ser, ni quiere hacerlo.

4. Porque está persona es un mentiroso patológico. No existe ninguna posibilidad de confianza.

5. Porque existe una incompatibilidad total entre sus valores y mis valores de vida.

6. Porque nunca asume la responsabilidad de sus actos, nunca reconoce sus errores y le es indiferente el daño que causa a otros, es más se alimenta de mis reacciones emocionales negativas.

7. Porque es incapaz de desarrollar ningún tipo de vínculo afectivo real con otros. Nunca se relaciona en un plano de reciprocidad. Carece de empatía.

8. Porque no me valora como persona, ni reconoce mis talentos, ni considera mis necesidades ni mis metas. No tengo posibilidad de desarrollo personal a su lado.

9. Porque padece de una envidia patológica profundamente destructiva.

10. Porque es hipersensible a la crítica, sufre peligrosos arrebatos de ira cuando se siente injuriado y es tremendamente vengativo.
  

De nuevo, el listado que elaboremos es exclusivamente para nosotros, son las razones que debemos tener siempre en la cabeza cada vez que la “mezcla potente” nos dé algún tirón. No debes mostrárselo nunca al narcisista que lo considerará como una declaración de guerra, lo que despertará su furia y sus deseos de vengarse. Toda la prudencia que podamos tener en este caso, es poca.

Al narcisista mientras menos explicaciones demos de nuestras decisiones mucho mejor.

Preparemos estos remedios como en las viejas farmacias, con sabiduría, siguiendo la receta y mezclando bien los ingredientes. Son armas que nos protegerán en el combate del Contacto O. Agréguese siempre una pizca de esperanza. Mantengámonos firmes en nuestra decisión de ser libres del narcisista y de ir avanzando en la re-conquista de nuestra vida ¡Adelante, mis valientes!

Estaré atento, como siempre, a sus comentarios y aportes, un saludo


 @libresdelnarcisista

22 comentarios:

  1. Super!!!! Que atinado!!! Justamente hoy me pasaba eso...incluso me hablaba a mi misma sobre las cosas que el había hecho. Una manera recetear el Hipocampo jejeje. Pero seguimos hasta que ya no quede nada y así será. Muuuuachaas Graacias°°°

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias a ti por tu comentario! Me alegra saber que puede servir de ayuda para ir caminando en nuestra recuperación. Ánimo siempre en tu camino

      Eliminar
    2. Buen consejo!! mismos sintomas..amnesia y baja guardia..en mi caso creo que dejo la ciudad..pero por si acaso..me pongo a ello!!
      Gracias!!
      Angela

      Eliminar
    3. ¡Gracias por tu comentario! Si tienes la posibilidad de trasladarte a otra ciudad ¡genial! Mucha suerte en tu nuevo camino y adelante siempre con tu vida. Un saludo

      Eliminar
  2. Lo que me impresiona es que esta patologia sea tan clavada en todas estas personas..el mismo patron de comportamiento ..las mismas pautas..los mismos defectos..mentira..promiscuidad..en fin todos los mismos pecados..es como si fuera la misma persona..cuanto mas leo mas el mismo comportamiento en todos..si fuera una enfermedad pues es natural..te resfrias y todos los resfriados fisicamente tienen los mismos sintomas...pero esto..este mismo comportamiento en todos ..realmente es extraño
    bueno...voy a dejar de darle vueltas..poco a poco siento que estoy volviendo a ser yo misma..me lo noto en mi expresion..mas amable..menos ofuscada..fisucamente mejor...solo mi mente esta dando vueltas todavia.
    Un saludo y siempre encontrando nuestro ser interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que es sorprendente ese fenómeno y por eso es que terminan siendo bastante predecibles y una vez que conoces a uno, los conoces a todos. Me alegra mucho que te sientas avanzando en tu recuperación. Ánimo siempre y adelante que la vida es lo mejor. Muchas gracias por tu comentario :-)

      Eliminar
  3. Quisiera hacer un aparte acerca del mito de que son buenos amantes..esi es lo que nos parece al principio. pero no es mas que una tecnica que usan en la fase"love bombing". saben muy bien que si te mantienen en la creencia de que te desean ardientemente creeras que eres la mujer.u himbre de su vida.es una tactica.cierto que la mayoria son activos pero solo para conseguir estimuños sensoriales.descargar tension o manipularte.
    Durante mi relacion pensa ba lo primero pero a medida que me recupero y vuelvo a ser yo misma me doy cuenta de que iba a lo suyo con todo el descaro..que era brusco.grosero y egoista .tambien en la intimidad..que inconscientemente mi cuerpo y mi mente ya se negaba a estar con el pero cedia por la presion por si acaso lo buscaba fuera de la relacion..en fin..lo comento porque ahora que se ha caudo la venda y cuanto mas se como son..esto es otra forma de manipulacion y mentira.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! ¡Qué interesante tu aporte! Es un tema del cual tengo poca experiencia porque mi relación con el narcisista fue de amistad y no romántica. Pero lo que cuentas es coherente con su forma de ser, manipuladora y egoísta, todas sus acciones van dirigidas a obtener suplemento narcisista en forma de control y de poder. De hecho, todo en ellos es un "espejismo" y cuando se nos cae la venda, entonces nos damos cuenta de cuán patética es esta persona y como nos condicionó con sus mentiras y engaños. No creo que sean capaces de verdadera intimidad que requiere capacidad de donación y madurez afectiva. Un saludo y adelante siempre con tu recuperación

      Eliminar
  4. Muchas gracias por tus aportaciones, son de lo mejor y más acertado que he leído ao respecto. Muy valoradas por provenir además, de tu experiencia personal. Gracias y siempre atenta a tus nuevas entradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario! Compartir lo vivido, y lo que hemos ido aprendiendo, con otras víctimas es una forma de ayudarnos a nosotros mismos. En este tema del abuso narcisista es muy importante esto, porque es difícil de entender por alguien que no tenga experiencia. Un saludo y ánimo en tu camino

      Eliminar
  5. Tal como lo fice Iñaqui Piñuel en Youtube , Facebbok, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Excelente! Uno de lo mejores especialistas en este tema en lengua española, para mi ha sido fundamental. Un saludo

      Eliminar
  6. Me ha resultado tremendamente revelador que, en otro post, afirmaras que toda tu posterior investigación sobre este tema empezara con la búsqueda de la frase "falta de empatía" en google, porque algo muy parecido hice yo. Creo, no me acuerdo, que empecé a buscar frases como "personas sin empatía", y después de muchas semanas de lecturas y vídeos sobre el tema terminé en autores como Iñaki Piñuel y Zabala y en blogs como este.

    Y yo también elaboré una lista. O, mejor dicho, dos listas. Una con las cosas que ella me hizo a mí y que yo nunca podría hacer a nadie, mucho menos a la persona que amo; y otra con las cosas que me dijo, y que tampoco podría nunca decir a nadie. Reconozco que hice muchas cosas mal, y me arrepiento de eso y de muchas que dije. Pensar que alguna vez le hice daño, a ratos me destroza. Pero luego pienso que ella me dijo cosas mucho más brutales, mucho más terribles, que yo nunca podría decirle a nadie, y aunque haber cometido errores me hace arrepentirme, ese recuerdo del abuso es mucho más poderoso.

    Creo que ella en el fondo me odiaba. Como que yo la había..."descubierto", o "destapado". Y eso ella no podía consentirlo. No sin antes destruir completamente mis emociones, como si no pudieran importarle a nadie, mucho menos a ella misma.

    Es muy duro todo esto porque es asumir, interiorizar, el hecho de que soy un adicto, un adicto por siempre a su influjo, a su mordedura. Aunque haga meses que no la veo, y bastante que no sé nada de ella, pensar en su cara, en su voz, es sentirme morir, es un impulso tremendo, casi irreprimible de herirme a mí mismo.

    No me complace para nada decir esto, pero llevo un tiempo con antidepresivos porque hace ya demasiado tiempo que estoy mal, y los médicos me han dicho que es necesario que los tome. Pero supongo que es la consecuencia de haberme involucrado con alguien que es, literalmente, un agujero negro en el que todo se engulle y nada devuelve, ni siquiera consideración. Ni siquiera una pizca de consideración. Nada. La nada.

    Volví con ella una docena de veces, creí sus mentiras, llegué a creer que esta forma de relacionarse era la adecuada, aunque yo creo haber conocido gente con valores más altos, con una energía más sana, por así decirlo. NO me perdono a mí mismo todo lo que he consentido, todo el tiempo y la energía que he malgastado. Y seguramente ella cree, hasta la última molécula de su ser, que es la víctima de esta relación. Y tengo que levantarme cada mañana diciéndome a mí mismo, sin creérmelo mucho, que "yo valgo", que "yo valgo"...

    Es terrible pensar, o mejor dicho saber, que siempre seré un adicto a esta relación. Es terrible pensar que aunque ahora soy más consciente de todo este daño, una parte de mí, una gran parte de mí, solamente espera un abrazo suyo, unas palabras de amor. Escribo esto con lágrimas en los ojos...

    En fin, pido disculpas por este comentario tan largo. Sólo agradecer tu esfuerzo y dedicación a este blog. No me cabe duda que muchas personas podrán encontrar en él respuestas, comprensión, e incluso por qué no decirlo, revelación. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nada largo, muy esclarecedor. Me siento muy identificada. Consideración ninguna. Yo tb hice 2 listas.. Una con sus frases hirientes y otra con sus malos actos. Para minimizar la amnesia perversa.

      Eliminar
    2. Para Antonia: Muy bien, excelente forma de prevenir la amnesia, un saludo y gracias

      Eliminar
    3. Mucho ánimo y fuerza. La adicción a ella la estableció con el sexo, el bombardeo amoroso y la desvaloración.(en mi caso para colmo era muy atractiva) Seguro que llegaste a creer que la vida no valía la pena sin ella. La adicción que generan de manera consciente es peor que la de muchas drogas. Pero te aseguro que serás muy feliz cuando por fin la hayas arrancado de tu vida. Y por el camino habrás aprendido un montón. Un abrazo

      Eliminar
    4. Vicente: Es así, exactamente, una especie de adicción, que nos traiciona y que genera su propio síndrome de abstinencia, el vínculo traumático o "mezcla potente", pero una vez que nos desenganchamos o descondicionamos, recuperamos nuestra libertad emocional y es como si saliéramos de un hechizo o encantamiento. Hay muchos recursos que pueden ayudarnos, pero lo esencial es mantener el Contacto 0 y empezar en serio un proceso de recuperación personal. Un saludo y ánimo siempre

      Eliminar
  7. Amigo, un saludo: cada uno ha hecho su camino para descubrir la realidad de estos narcisistas y los efectos devastadores de su paso por nuestras vidas. Tu testimonio es revelador y me hace recordar lo que yo mismo sufrí en el primer descarte que me aplicó el narcisista. Una primera gran verdad que quiero transmitirte es que no te sientas culpable de nada, ni siquiera por las cosas que le dijiste, fue una reacción buscada por ella para obtener combustible negativo y sentirse en control de ti. Fuiste víctima de una trampa, y nada más. Tienes las secuelas de una situación de abuso, y el nudo está en ese vínculo traumático que se creo entre ti y esa persona. Esa es tu batalla entre tus emociones y tu cabeza. Cómo en las emociones a veces no mandamos, te toca darle fuerza a tu cabeza a través del conocimiento que es tu mayor arma de defensa en este momento. Educarnos en la realidad del trastorno narcisista y del abuso que hemos sufrido nos ayuda a salir del desconcierto y de la "ilusión" que nos hizo creer que era amor, lo que no era sino un engaño. Es importante que en este período tan difícil que vives identifiques todas tus preguntas, y te las respondas, la idea es no quedarte colgado analizando la situación. Una vez que has comprendido lo sucedido, hay que "desactivar" la memoria, y bloquear a esa persona y todo lo que te la recuerde. Cuando estés preparado ese es el mejor camino, cerrar ese pasado e iniciar un camino de recuperación y de superación de las secuelas. Créeme, lo vas a superar, y vas a salir más consciente de tu propia valía como ser humano y con una nueva perspectiva. Importante estar ocupado y compartir con personas emocionalmente sanas, aunque desconozcan lo que has vivido, te ayudaran. Es bueno que sigas en todo al médico, seguro que con el tiempo dejarás de necesitar medicación. Un abrazo y tienes aquí mi solidaridad para lo que necesites. Adelante, hermano, que hay vida buena para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por responderme y por los ánimos. Ahora que dices lo de las reacciones buscadas... Recuerdo que para intentar regresar a lo que viene a llamarse la "época dorada", le invité a un viaje con todo pagado, y meses después, debido a una discusión completamente absurda, en una escena tremendamente exagerada, me tiró el dinero del viaje a la cara y se fue dando un portazo. Pensándolo fríamente... ¿cómo es que ella tenía el dinero del viaje preparado en su cartera? ¿Acaso buscó una excusa para preparar una escenita y tenía el dinero preparado para hacerme sentir una basura?+ Detalles como ese dan mucho que pensar, y más aún con todo lo que estamos descubriendo día a día sobre ellos. Muchas gracias por el blog una vez más.

      Eliminar
    2. Gracias a ti amigo. Con el tiempo vamos atando cabos y descubriendo el hilo de lo que ha ido sucediendo. En las personas que sufren este trastorno narcisista el elemento clave es siempre el combustible que son nuestras reacciones emocionales, positivas o negativas, y que son las que explican su errático comportamiento. Un saludo y mucho ánimo en tu camino de recuperación.

      Eliminar
  8. Hola, es la primera vez que busco el argumento narcisismo en mi idioma original (hablo italiano pero soy cubana), he leído mucho de ello en italiano.

    Tengo 22 años, a los 18 tenía un novio, después de un año deje de ver a todas mis amigas, después de dos años tenía dificultad a ir a trabajar por lo celoso qué estaba, era una vida asfixiante. Era dependiente de el, de su pensamientos. El se volvió más violento y yo con él.

    La cafetería donde trabajaba cambió de jefe. La compró un hombre para su mujer, mi nueva jefa, una mujer muy elegante, de clase. Mi "rol" cambió de camarera a responsable de todo. Eso sirvió mucho a mi autoestima, me llevaba bien con la nueva jefa. Me volví muy amiga de ella (fue un periodo tan bueno que todavía ahora me viene la alegría), al punto que le conté sobre la relación con mi novio, y ella me aconsejó. Me sentí apoyada, nunca se lo había contado a nadie. Y bueno, lo dejé, mi miedo a la soledad me pasó pensando en que tenía mi trabajo, la jefa muy amiga. Eso era lo que veía yo. Me parecía una salvación, en medio de toda la confusión.

    Después que lo dejé la jefa me aumento las horas de trabajo, acepté también porque no soportaba estar sola en mi casa (si lo pienso ahora me parece todo calculado). Ella me decía lo que necesitaba oír, me explicaba lo que estaba pasando: mi ex-novio no estaba enamorado, estaba encabronado porque había perdido su poder sobre mí. Y en todo tenia razón. Me explicaba las mismas cosas que están escritas sobre el narcisismo.

    Me adulaba todo el tiempo, y empecé a aplicar sus consejos, me corte el pelo, me compre ropas, mejore mucho estéticamente. Hablaba muchas cosas sobre el poder, sobre cómo piensan las personas. Me sentía feliz pero si lo pienso ahora creo que era solo adrenalina. Comenzó a trabajar el hijo de su marido. En ese tiempo yo trabajaba 12 horas al día, por la mañana con ella, por la tarde con él. De allí en adelante empecé a sentirme mal, me venían ataques de pánico sin ninguna razón, no lograba hablar con los clientes, externamente parecía normal pero internamente sentía todo raro.

    Pasaron entonces algunas cosas relacionadas con el extravío de un dinero de la caja de la cafetería que me indignaron mucho. Aunque aparentemente se aclaró, de allí en adelante empezaron a criticarme mucho, en modo muy escondido, con un tono de voz que no parece estar diciendo una crítica pero así era, como dice usted en su artículo, decían todo lo que yo no quería oír, todo lo que me tocaba mas en lo profundo.

    Empecé a culparme a mí misma, a pensar que era una estúpida. Mientras me pasaba todo eso yo igualmente salía con muchachos, y creo que me volví muy manipuladora con ellos.

    Siento no ser muy clara, me da miedo contar estas cosas, un día simplemente cogí el teléfono y busque la palabra manipulación. Todos los puntos de el narcisismo coincidían con ella, todas las mentiras que decía, reconocí su actuación, su modo de manipular a la gente, y lo que más me espantaba es que yo había empezado a imitarla. Decidí dejar el trabajo, y puse como excusa que quería ir a la Universidad. Decreté el No Contacto, pero antes de leer sobre la manipulación sugerí al chico con el que estaba saliendo de trabajar en mi lugar. El me gustaba porque a ella le gustaba, empecé a salir con él por todas las características que le gustaban a ella. Estaba completamente despersonalizada. Es absurdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, en su historia veo muchos elementos a considerar. Es probable que haya estado relacionada con personas tóxicas, con rasgos narcisistas muy marcados y que sufra todavía las secuelas del abuso. Cómo ha sido un proceso largo, me parece que lo más conveniente es que busque ayuda profesional especializada que le ayude a superar los efectos de esa situación, en aspectos importante de su persona. Un saludo y mucho ánimo en su camino

      Eliminar