ACERCA DE ESTE BLOG

martes, 30 de mayo de 2017

Los narcisistas y el uso del Whatsapp: el juego de la manipulación



Voy a escribir acerca de un tema sobre el cual casi no he encontrado información, y que jugó un papel importante en mi relación con mi “amigo” narcisista: el uso del Whatsapp como un medio de manipulación y abuso. Lo que expondré se basará, fundamentalmente, en mi propia experiencia.

Estoy convencido, dada la popularidad actual y el uso extensivo de esta aplicación, que mi caso no es aislado. Muchas víctimas habrán sufrido como yo las maquinaciones y los juegos de estos depredadores emocionales a través del Whatsapp.  

Whatsapp es el paraíso para narcisistas y otras personalidades tóxicas. Es fácil de usar, inmediato, gratuito, directo, y permite una comunicación prácticamente permanente. Al mismo tiempo, es altamente invasivo de la vida privada, abierto las 24 horas del día, y favorece el control sobre las personas. Por último, que no es poco, es altamente adictivo. Todo un coctel molotov.

Whatsapp se ha convertido hoy día en el “lugar” ideal donde el narcisista cosecha y extrae “suministro”, el combustible, Ñam, Ñam, que necesita como el oxigeno para respirar. El nuevo Jardín del Edén de estos vampiros.

A continuación, voy a identificar 6 formas en que los narcisistas usan el Whatsapp para manipular y controlar a sus víctimas, y. en definitiva, cosechar las reacciones emocionales que buscan sobre todas las cosas:

1. El juego de la seducción:

En la primera etapa de la relación las conversaciones por el Whatsapp son largas e interminables, a tiempo y a destiempo, halagando a la víctima, haciéndole creer que es importante, inteligente, que la admira, que tiene intereses comunes con ella. Los mensajes son un verdadero bombardeo, intensos, frecuentes, llenos de floridos emoticonos, haciendo un uso abundante de “frases gancho”: “eres una persona especial”, “te admiro”, “eres mi mentor”, y un largo etcétera.

Sin darse cuenta casi, la persona se vuelve adicta al Whatsapp, cada vez que suena la campanilla piensa que es el narcisista y corre a mirar el teléfono. Todo ello forma parte del insidioso juego de la seducción, la trampa que el depredador tiende a su víctima para meterla en su burbuja

2. Todo bajo su control:

Rápidamente el narcisista asume el control total de las interacciones con su víctima a través del Whatsapp. Él decide cuando comienzan y cuando terminan las conversaciones, los temas que se hablan, que generalmente es uno sólo: su grandiosa persona. Todo lo demás pasa a un segundo plano. Van cesando progresivamente las palabras elogiosas o amables hacia la víctima, y sólo reaparecen de vez en cuando.

Se vuelve caprichoso, exigente, e invasivo, desconoce los límites normales de una relación. Y lo más importante: los mensajes por Whatsapp se presentan de manera completamente irregular, formando parte del reforzamiento intermitente que va convirtiendo a la víctima en un ser dependiente y ansioso.

3. Ahora me conecto, ahora no me conecto:

El narcisista es experto en la manipulación de la configuración del Whatsapp a objeto de controlar y confundir a su víctima. Uno de sus juegos preferidos es quitar los datos del Wifi, casi siempre a través de la opción “modo avión”, de tal forma que nuestros mensajes aparecen como “enviados” (un solo check) pero no como “recibidos” (doble check).

En plena conversación, por ejemplo, cuando estas esperando una respuesta, de repente, te quedas en el aire porque te das cuenta que se ha desconectado sin previo aviso, sin darte el feed-back que buscas. De esa forma, consigue cautivar tu atención por un buen rato hasta que por fin, vuelve a conectarse y te responde. Si le preguntas por lo sucedido te dará cualquier excusa, que se quedó sin batería, etc.

En cierta ocasión, a altas horas de la noche, me hizo una pregunta que supuestamente era muy importante para él, pidiéndome expresamente que me explayara todo lo que pudiera. Después de escribirle una parrafada larga sobre lo que pensaba acerca del asunto, quitó los datos, y me dejó completamente solo y sin respuesta. Media hora más tarde, observo que vuelve a conectarse, y cuál es mi sorpresa cuando lo descubro dándole “me gusta” a unas cuantas fotos en una conocida red social. Al día siguiente, se disculpó diciéndome que se había quedado “dormido”. Así de mentirosos y manipuladores son los narcisistas.

4. Jugando con la última hora de conexión:

Otro aspecto de la configuración con la que suelen jugar los narcisistas es con la opción “Última hora de conexión”, ellos la quitan y la ponen según su conveniencia, confundiendo a la víctima y manipulándola.

En combinación con el “Modo Avión” hacen que la “Última hora de conexión” permanezca siempre la misma, mientras ellos interactúan con otros contactos por el Whatsapp, haciendo creer a la víctima que no están conectados.

Un juego que me pareció una forma de “Luz de gas” (Gaslighting) es cuando la “Última hora de conexión” no coincide con la hora del último mensaje enviado (después descubrí la razón: lo envía mientras está en la opción “modo avión”). Eso me ocurrió varias veces con el narcisista, generándome bastante intriga, cuando por fin le pregunté sobre el tema, me lo negó rotundamente, haciéndome dudar de mi propia percepción.

5. Te respondo o no te respondo, ya veré

En una relación sana es normal que a veces tardemos en responder a un Whatsapp porque estamos ocupados o no hemos estado atentos al teléfono. En algunas personas, esto puede generar cierto grado de malestar, y poco más.

Tratándose de los narcisistas todo puede suceder: que te responda inmediatamente, que no te responda, que te responda una hora más tarde o al día siguiente. Dependiendo de la importancia de la comunicación, el depredador lograra cautivar nuestra atención y mantenernos en vilo, simplemente jugando con el tiempo de respuesta. Además, es probable que también juegue según su conveniencia con el doble check, sea que indique que ha sido “recibido pero no leído” o que aparezca en azul, es decir, que ya haya sido leído. En cualquier caso, su objetivo es siempre provocar algún estado emocional en la víctima.

Una forma particularmente venenosa de controlar el tiempo de respuesta es cuando abandona la conversación abruptamente. El abusador inicia una interacción, por ejemplo, saludando, la persona le responde, él añade algo más, casi siempre una pregunta, aparentando seguir la conversación, y entonces ¡zum! desaparece, y deja la interacción por la mitad y sin previo aviso. De esa manera, han jugado con nuestro tiempo y nos dejan con la palabra en la boca sin ni siquiera despedirse o dar las gracias.

6. Lo mínimo de lo mínimo, la estrategia pasivo-agresiva

Con frecuencia, a veces tras un corto período de “amabilidad”, utilizan el Whatsapp para extraer de la víctima “suministro narcisista” negativo, le responden con frases secas, cortas, frías y distantes. Desparecen los emoticonos. Afloran mensajes sutiles, y a veces directos, de denigración, combinados con formas estereotipadas de falsa amabilidad.

No te comentan sus asuntos, cortan la conversación sin despedirse y la inician sin saludar. Todo va dirigido a herir a la víctima, a extraer de ella el máximo posible de combustible.

Recuerdo que en cierta ocasión felicité a mi “amigo” narcisista con motivo de un éxito laboral, extendiéndome en elogios y expresándole mis buenos deseos. En total, un par de párrafos. Su respuesta fue un escueto y frío “muchas gracias” y nada más. Me quedé de piedra. Hoy día comprendo que simplemente necesitaba succionar de mí una reacción emocional negativa, eso era lo que quería realmente.

Recomendaciones para el uso del Whatsapp con los narcisistas:

Lo recomendable es bloquear al narcisista, y a otras personalidades tóxicas, de esta aplicación telefónica, pero si por cuestiones de trabajo, u otras razones, nos vemos obligados a interactuar con él por el Whatsapp, aquí les propongo algunas medidas de protección que podemos tomar para no caer en sus manipulaciones:

1. Evitemos las conversaciones largas e innecesarias:

Que nuestros mensajes sean amables, pero cortos, concretos y emocionalmente neutros. Evitemos el uso innecesario de palabras, dejemos las explicaciones para los correos electrónicos u otros medios. Por supuesto, nada de emoticonos.

2. Establezcamos límites de horario:

No aceptemos mensajes después de determinada hora del día, o durante los fines de semana. No permitamos que interfiera en nuestro mundo privado. Si intenta interactuar a deshora simplemente no contestemos. Es nuestro derecho.

3. Adaptemos la configuración a nuestra situación con el narcisista: hagamos privada “la última hora de conexión” y la “lectura de notificaciones”

Parece una medida extrema pero nos librara de un montón de quebraderos de cabeza. Si nadie puede ver nuestra “Última hora de conexión” ni saber si hemos leído o no los mensajes, ya no estaremos pendientes ni ansiosos con respecto a estos aspectos de los Whatsapp de nuestros demás contactos, incluyendo, por supuesto, los del narcisista. Además, éste no podrá tampoco controlar nuestros tiempos de conexión ni saber si hemos leído o no sus mensajes. Desde que uso esta configuración siento un gran alivio y una gran libertad. Lo recomiendo.

4. Cambiemos la melodía de notificación de entrada de mensajes:

A fin de desconectar emocionalmente del narcisista sugiero que se cambie la melodía que se tenga asociada con la entrada de mensajes. Es una forma de evitar la relación emocional entre el Whatsapp y el narcisista. Les invito a que hagan la prueba.

5. La foto de contacto y el mensaje:

Seamos prudentes con nuestra foto de contacto y con la frase que pongamos como estado. No caigamos en la tentación de intentar enviarle algún mensaje indirecto al narcisista o de mostrarnos exageradamente felices. Nada de eso funciona, y el abusador pensará que estamos actuando para que él nos vea. Lo mejor es no poner ninguna foto, o, identificarnos con una muy sobria y discreta, añadiendo una frase sencilla y positiva como estado. Por supuesto, no le contemos a la humanidad nuestros estados emocionales, porque además de que eso forma parte de nuestra vida privada, estaríamos alimentando el ego del narcisista.

Al concluir este post, que me ha salido un poco largo, siento que me quedan muchas cosas por decir. Lo dejo para más adelante. Entretanto, invito a los lectores, si así lo desean, a que compartan con el Blog cómo ha sido su experiencia con el narcisista a través del Whatsapp. Un saludo y hasta otra.

@libresdelnarcisista



13 comentarios:

  1. De acuerdo con todo lo qué expones, actuan asi...Es muy doloroso, sobre todo cuando no entiendes como actuan estos seres. Un comportamiento especialmente dañino en el uso de Whatsapp es cuando estas hablando con ello y, de repente, te dejan a medias e inician otra conversacion paralela...y no vuelven a hablar contigo. Te dejan con la palabra "en la boca" y viendoles en linea...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Silvia, también me sucedió, y otras cosas que me he acordado después que cerré el post, como cuando durante unos días me bloqueó, y luego se desbloqueó, sin explicar la razón. O unos días en que me ocultó la foto de contacto, para reaparecer semanas más tarde. En fin, fueron tantas cosas, que por eso decía al cierre que me quedaban cosas por decir. Un saludo.

      Eliminar
  2. También advertir que no se deje ningún dispositivo a su alcance. Monitoreó mi whatsapp y todos mis dispositivo. Un crack que se hacía el desnortado en Internet.
    Estupendo post.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es cierto, excelente consejo, son capaces de cualquier cosa con tal de controlar a su víctima. Programas espía, robo de claves privadas, y un largo etcétera. Un saludo

      Eliminar
  3. Te aporto otros comportamientos que vi: Mencionaste el control y complemento diciendo que mi ex pareja miraba la hora de conexión mía para poner problemas porque debía coincidir con la de él, es decir, yo no podía usar el whatsapp con otras personas, si me llamaba y yo no estaba conectada decía que era mi negligencia y que lo ignoraba, decía que foto debía yo poner, si yo ponía otra me acusaba de coquetear con otros. Muchas veces se inventaba que me yo había estado conectada a altas horas de la madrugada y no era cierto, yo estaba durmiendo, para acusarme de infidelidad. En ocasiones me enviaba mensajes extraños como de otra conversación o fotos donde salían mujeres, palabras que no eran para mi, por supuesto románticas, canciones, en fin, y cuando le preguntaba me decía que no había sido él, que él creía que alguien estaba robando su identidad pero mentira, yo sé que era él para indisponerme y darme celos. Muchas veces se ponía en línea y yo le enviaba un mensaje, lo leía y decía que nunca le había llegado. Son varias las artimañas que esta gente usa. Lo mejor es salir de una relación con ellos, dejar de usar el whatsapp implica dejar de comunicarse con personas del trabajo o de la familia. Gracias por el blog, hacía falta que alguien escribiera sobre esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!! Excelente tu aporte, sabía que estas situaciones se estaban dando en el contexto de la relación con personas narcisistas, y que había muchas más cosas por decir, pero como bien dices hay muy poco escrito. Precisamente, esa fue una de las razones por las que me animé a empezar este blog. Tu testimonio es muy interesante, porque lo viviste en el marco de una relación de pareja, que no fue mi caso, y siempre he pensado que en esa situación del amor romántico la actitud de estos trastornados tiene que ser más controladora y manipuladora, si cabe, que con otro tipo de relación. Compartir esta información es una pequeña "revancha" para que otras personas no tengan que pasar por lo mismo, y sepan identificar a tiempo estas personalidades tóxicas que tanto daño hacen. La verdad es que la solución es cortar todo contacto con esta gente, salir de su burbuja y recuperar la libertad. Todos los aportes son bienvenidos, porque además cada experiencia es única, y aquí nos vamos ayudando entre todos. Un saludo y muchas gracias de nuevo.

      Eliminar
  4. En mi caso, tras una etapa muy corta de seducción, y comportarse como dices, empezó a contestarme con iconos, un icono de ok que cortaba la conversación, ¿cómo responder a eso? Antes de caer en que era un narcisista de libro, me preguntaba por qué hacía eso, sobre todo cuando veía que a otras chicas les contestaba con varios iconos, con mucha más simpatía... habría que empezar a estudiar el lenguaje no verbal de los iconos.
    Por cierto, me gustaría leer sus experiencias con la ira, con esos estallidos brutales cuando se le contraría o se le advierte que está equivocado.
    Siempre pensé que era Asperger o algo así, hasta que me inició el segundo tratamiento silencioso, y gracias a Internet y a este blog entre otros, empecé a asociar su personalidad a un narcisismo perverso. Sus ataques de ira no se deben a ningún tipo de estrés interno, si no a que no puede soportar verse devaluado frente a mí, supongo.
    Gracias por escribir este blog. Comprender la situación significa distanciarse y salir con éxito de esta relación enfermiza, que no es nuestro fracaso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por tu aporte, te comprendo en lo que dices de los iconos, porque me sucedió algo parecido. Creo que les encanta esto de los emoticonos porque se presta a interpretación, y así nos dejan siempre pensando. Su objetivo es cautivar nuestra atención, y por eso son expertos en mensajes ambiguos que no dicen nada. Cuando les obligamos a precisar o concretar, no les gusta, por lo menos esa fue mi experiencia. Comprendo lo que dices de su parecido con Asperger por el tema de las emociones, pero cuando profundizas en sus características personales nos damos que no. Las personas que sufren asperger no tienen la toxicidad de los narcisistas ni padecen su envidia patológica, ni son adictos a provocar emociones negativas o positivas en otros. En fin, en conclusión, tenemos que mantener a estas personas tóxicas alejadas de nuestra vida, porque pueden llegar a ser muy destructivas. Un abrazo y adelante siempre en tu camino

      Eliminar
  5. La madre de mi hija y además ex esposa siempre intenta que la desbloquee de wuasap, con el tiempo me di cuenta que tenerla bloqueada es una traquilidad impresionante. No puedo tener contacto cero pero trato de aplicar piedra gris, aunque es muy complejo cuando escuchas tantas mentiras, ataques y manipulaciones usando a mi pequeña hija.
    Te felicito por el blog y es cierto, bloquear de cualquier plataforma que sea de respuesta inmediata, lo mejor es solo via correo electrónico, el wuasap es su mejor herramienta de manipulacion perversa.
    Un abrazo y luchen, somos muchos en el mundo los que sabemos que estos demonios existen, los que tenemos hijos con ellos tenemos una doble lucha pero hay que informarse y dar la pelea de manera inteligente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos, claro que sí, todo nuestro apoyo, la situación es difícil pero con inteligencia e información se puede enfrentar. Mi experiencia con Whatsapp es exactamente como la tuya. Fue un descanso tremendo cerrar la puerta y evitar la interacción. La opción del email es la mejor. Un saludo

      Eliminar
  6. Me pasó reciente con uno que conocí, médico, la mayoría de ellos son Narcisistas para no exagerar y decir que TODOS lo son... El tema es que solo salimos una sola vez, y me dice que cuando tenga una duda sobre salud que no dude ni tenga pena en decirle, me pareció muy amable de su parte eso.... Pasadas las semanas le consulto un tema de salud de mi Madre pues estaba preocupada porque últimamente ha tenido problemas con la presión. Y el tipo me responde de una manera la cual consideré grosera, diciéndome que para eso todo dependía de mi presupuesto y que llamara a las recepciones de clínicas y hospitales y sacara una cita médica que él no hace consultas vía telefónica porque lo consideraba muy delicado, aunque anteriormente lo había hecho pero que no era correcto y que hasta a su papá manda a las citas.... Qué les parece esa respuesta?.... Yo le respondí que no pasaba nada, incluso hasta le pedí disculpas por si lo había incomodado, y le escribí que eso no se repetiría más. La cosa es que el susodicho apagó su celular y nunca tuve una respuesta de su parte. A lo que yo procedí a borrarlo de mis contactos

    ResponderEliminar