ACERCA DE ESTE BLOG

sábado, 17 de febrero de 2018

10 CARACTERÍSTICAS DE UNA RELACIÓN CON UN NARCISISTA


¿Mantienes una relación con un narcisista? Sea un amigo, un compañero de estudios o de trabajo, un familiar, tu jefe, tu pareja,…ninguno de ellos lleva un cartelito en la frente que diga: “Atención, peligro, no te acerques a mí, ¡soy un narcisista!”.

Ni falta que hace. La relación con un narcisista tiene unas marcas bien precisas, tras un período aparentemente normal, las cosas toman un cariz que, definitivamente, se sale de los estándares normales. Sientes que vives bajo un régimen, el régimen narcisista, un sistema de gobierno que te convierte en un ser dócil, ansioso y dependiente.

No sabes explicar bien cómo sucedió, la dinámica tóxica se instauró en tu vida bajo el vértigo hechizante de la seducción.   

Pasado un tiempo te das cuenta: ¡Me he enredado con un narcisista!,… Estas 10 características de una relación con un espécimen de esta clase, te ayudarán a reconocerlo:

1. Es una relación desbalanceada:

La otra persona parece tener siempre la ventaja y la última palabra. No hay reciprocidad. Todo gira en torno a ella. Sus problemas, sus asuntos, son la máxima prioridad. Cuando intentas expresar tus preocupaciones, o afirmarte, ella encuentra la manera de anularte, como si no fuera relevante, y vuelve a ocupar el centro.

2. Es una relación manipuladora:

Sientes que estás bajo un hechizo, la otra persona parece tener una extraña habilidad para tirar de tus hilos y salirse con la suya. Su voluntad termina imponiéndose. Tienes una extraña sensación de que se aprovecha de tus emociones para controlarte, aunque no es fácil de demostrar. Cuando tratas de influir en ella, se pone a la defensiva.

3. Es una relación intrusiva:

La relación, y esa persona, tienen un lugar permanente en tu mente. No parece haber separación psicológica ni emocional entre tú y ella.  Esa persona traspasa todos tus límites personales y no sabes cómo ponerle freno. Anhelas, a veces, recuperar tu espacio personal, pero terminas sintiendo una enorme culpa. Ser un individuo autónomo en control de tu propio destino no es una opción si vives bajo su régimen.

4. Es una relación rígida:

La toma de decisiones está monopolizada por esa persona. Sus ideas son fijas y no se discuten. No hay flexibilidad. Todo se repite una y otra vez como en un rito, no hay cambios ni apertura a las nuevas ideas. La relación es vertical, su percepción de las cosas es la única que cuenta.

5. Es una relación agotadora:

Caminas sobre arenas movedizas alrededor de esta persona. Sus demandas continuas de atención, su comportamiento impulsivo, sus exigencias, sobrepasan a veces tu capacidad humana de respuesta. Con frecuencia te sientes exhausto, ansioso, inseguro, como si se te exigiera que demostraras a cada momento tu valía.



6. Es una relación opresiva:

Esta persona se comunica y actúa contigo como si fuera superior a ti, como si careciese de vulnerabilidades. El trato continuo con él te hace sentir inferior. Continuamente te está recordando tus fallos, defectos y debilidades. Te sientes, con frecuencia, explotado y utilizado.

7. Es una relación hueca:

La relación se siente vacía y triste. El ambiente alrededor de esta persona es negativo. Sus comentarios son venenosos. No obtienes mucha nutrición emocional. Ni tus necesidades, ni tus deseos, ni tus emociones o sentimientos son tomados en cuenta. No hay espacio para hablar de tus proyectos personales. Tus talentos son invalidados o, simplemente, ignorados. No hay intimidad real.

8. Es una relación desconcertante:

Te sientes confundido. Por más que te esfuerces en hacer bien las cosas, siempre hay un drama que debes abordar o algo por lo que la otra persona no está contenta y que debes corregir. Anhelas paz y seguridad, pero de alguna manera siempre surgen conflictos y provocaciones. Su comportamiento es impredecible.

9. Es una relación absorbente:

Parece que hay una fuerza invisible que te succiona hacia la otra persona. Incluso cuando decides desconectarte por un tiempo, todo lo que necesita es una simple llamada o una pregunta para atraerte de nuevo a su burbuja. Te sientes impotente para resistir esta fuerza emocional, que parece cobrar vida propia.

10. Es una relación ambigua:

La persona aparece y desaparece continuamente, y sin avisar. Se acerca, todo parece ir bien de nuevo, y enseguida, ¡zas!, te aparta, frustrando continuamente tus expectativas. Su comportamiento es, francamente, errático. Te amenaza veladamente con abandonarte, te engaña y luego reaparece como si tal cosa. Su comunicación es ambigua, nunca sabes realmente que hay en su mente.



CONCLUSIÓN: LO CONTRARIO A ESTO,… ¡UNA RELACIÓN SANA!

Si le das la vuelta a esta fotografía de una relación con un narcisista, obtendrás una imagen de lo que constituye una relación sana:

Una experiencia humana gratificante, sin explotadores ni explotados, donde ambas partes se sienten valoradas y se aceptan mutuamente, sin dependencias tóxicas, un espacio para compartir tiempos y experiencias, en un clima de igualdad, de respeto a los límites personales, emocionalmente nutritiva, signada por la reciprocidad y la empatía.

A veces has estado tan imbuido en la nube tóxica y deshumanizante del narcisista, que has olvidado lo qué es una relación normal.

Amigo, amiga, es tiempo de que desertes del régimen narcisista, abandona ya las filas del depredador, y recupera tu libertad. Es tu derecho: vivir un modelo de relación que sea acorde a tu dignidad como ser humano. Un abrazo.


@libresdelnarcisista

27 comentarios:

  1. Hola, creo que estoy viviendo una relación con un narcisista, mi esposo, me siento agobiada y muy cansada, hace poco comencé a atar cabos y creo que he vivido así desde hace mucho tiempo, de pura casualidad encontré tu blog no recuerdo que estaba buscando cuando de repente encontré tu publicación sobre el Gaslighting y zas!!algo en mi hizo clic y no he dejado de leerte....Ya he leído muchas de tus publicaciones y me siento aliviada de saber que no soy yo la que ha causado todos nuestros problemas, se que no soy del todo inocente pero él me hace sentir culpable de que no podamos tener una buena relación, y francamente ya estoy muy cansada de oirlo, me doy cuenta que nunca se a preocupado por mi en realidad y que el daño que me ha hecho a sido a propósito y es lo mas triste después de 20 años de casados...gracias y que pases un lindo fin de semana ..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lili, muchas gracias por compartirnos tu experiencia. Comprendo tu situación, es bueno que sepas que más allá de los años que tenga una relación, siempre estamos a tiempo de despertar y de recuperar nuestra autoestima y nuestro bienestar. Es tu derecho como ser humano. Si has identificado rasgos tóxicos o claramente narcisistas de esta persona, hay que romper aquello que ha alimentado esa relación de dominio: la manipulación psicológica y emocional. Adjudicarte una culpa que no mereces es manipulación, y punto, ni siquiera lo discutas. Sería interesante que cambiaras el "chip" emocional, cesar de responder "emocionalmente" a su maltrato, ser una piedra gris. Entretanto, identifica las estrategias de manipulación, mencionas el gaslighting, reconoce en forma fría lo que está sucediendo, es la mejor forma de defenderte de la violencia psicológica y emocional. Nada de discusiones, ni de enojos, todo eso alimenta al abusador, tu conocimiento y una buena estrategia de defensa que te desconecte emocionalmente de esa persona abusadora y te recuperes de todas las secuelas de su toxicidad. Tú eres más fuerte, mucho más de lo imaginas. Un abrazo y ánimo siempre en tu camino

      Eliminar
  2. Gracias, Libres. Agotada, confundida, frustrada... sí, así me sentí durante la relación y así me sigo sintiendo dos meses después de finalizarla de manera definitiva. Gracias a ti y al resto de las personas que comentan aquí no me siento "loca" (la locura es un poco eso, sentirse solo frente al juicio de los demás). Solo quienes han pasado por una relación así pueden entender, el resto solo te dicen que ya bastó, que espabiles de una vez. Es sorprendente la claridad con que lo ves todo, Libres. Gracias porque nos allanas el camino.
    Esto es un infierno ¿cuándo acabará?
    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Crésida, por tu comentario, la superación de las secuelas del abuso lleva su tiempo. Vamos dando pasos, si ya has cortado los lazos con esa persona abusadora toca ahora un trabajo de mejoramiento personal: autoestima, limites personales, asertividad, etc. Parece largo, pero cada día vamos dando un pasito más en la dirección correcta. Una buena terapia es aceptar estos hechos que has vivido, y que ya forman parte de tu pasado, la aceptación te ayuda a reconectar con la realidad, y superar la batalla emocional. La confusión se supera respondiendo todas las preguntas que de vez en cuando te asaltan y que pueden mantenerte colgada. Vive tu proceso, Crésida, y mucho ánimo, que es tiempo es precioso para avanzar y recuperarte. Un abrazo

      Eliminar
  3. Muy bueno libres, yo casi todos los puntos los he vivido pero el que mejor recuerdo es cuando estaba algunos dias sin llamarme (aunque estaba deseando que lo hiciera), me sentía libre y tranquila. No sé era una sensación rara, una lucha constante....
    Muchas gracias y un abrazo:)
    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena, ese "tirón" ("deseaba que lo hiciera") es como una semillita de veneno que actúa desde dentro, es el vínculo traumático, el responsable de nuestro enganche. En la medida en que avanzamos en nuestro recuperación personal, pierde fuerza, hasta que nos liberamos totalmente y re-conectamos de nuevo con los hechos y con la realidad. Un abrazo para ti

      Eliminar
    2. Yo me acuerdo que una vez que se fue un mes por trabajo (y aún no me había descartado) mi amigo, m sentí relajada y bien. Hasta se lo dije... me extrañó entonces, luego entendí...

      Eliminar
  4. Tengo una pregunta para todos vosotros......incluido al crack que escribe este blog....¿Cuanto tiempo tardasteis en daros cuenta que algo no iba bien con esapersona?Cuanto tiempo tardasteis en daros cuenta que estaba transtornada?Muchisimas gracias de antemano a todos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jon, yo desde el principio. Su vocabulario, su prepotencia... no sé. Te preguntarás el porqué no me fui, eso también me lo pregunto yo cada dia. Pero entonces no pasan las cosas...
      Desde las primeras conversaciones me di cuenta que algo no funcionaba pero no podría decirte claramente que es lo que era, la verdad.
      Un saludo Jon
      Elena

      Eliminar
    2. Hola Jon, mi problema fue que conocía al narcisista años antes de profundizar en nuestra amistad y convertirme en su fuente principal de suministro. Creo que eso me confundió, porque su imagen público es completamente diferente a la realidad. Desde el principio tuve indicios, sobre todo me llamaba la atención los altibajos que observaba en su autoestima, y su auto-absorción en sí mismo. Sabía que ocurría algo, pero no sabía que era. La primera gran bandera roja fue el "tratamiento silencioso", aquello si que no me parecía nada normal. Eso comenzó a suceder como a los 6 meses, más o menos, y a partir de ahí, si que empecé a buscar que sucedía porque comenzó mi devaluación, 4 meses más tarde, el día mismo del descarte, llegué a la conclusión que había un problema de empatía muy severo, entonces busqué en Google y ahí comencé a encontrar las respuestas que necesitaba. De todas maneras, el proceso fue bastante complicado porque tuve que luchar conmigo mismo y con la buena imagen que había tenido de él siempre. Incluso llegué a pensar que el problema estaba en mi, que me había convertido en una persona emocionalmente dependiente (no me daba cuenta que todo era una secuela del abuso emocional que estaba sufriendo) Mi relación fue de amistad, me imagino que en una relación de pareja el ciclo de la relación es más intenso y, tal ves, más rápido. Que me diera cuenta de su trastorno narcisista de personalidad duré más o menos un año, y un año más, en salir de la relación (por motivos laborales, sobre todo). Un saludo, y ánimo siempre en tu camino

      Eliminar
    3. Hola Jon. En mi caso no lo noté hasta que salí de esa relación. Estuvimos de novios por cuatro años y sólo entendí que algo andaba mal desde que lo dejé. Desde ése momento hasta este año (diez años) su comportamiento me demolía tanto que tenía terror de salir a la calle y encontrarlo por ahí, el acoso era terrible: llamadas a casa y que no hablara, llamadas de madrugada, correos electrónicos rarísimos, buscaba a mis amigas y frecuentaba a mi hermano, se aparecía en la puerta de mi trabajo, escribía un blog con textos sobre mi u otras personas. Cuando dejé de contestarle sus correos y sus llamadas y le amenacé con denunciarlo a la policía por fin se detuvo pero siempre volvía. Yo no sabía del trastorno de personalidad narcisista pero sabía bien que algo no andaba bien con esta personas. Sólo fue hasta fines del año pasado que encontré mucha información en este blog y en videos del psicólogo Iñaki Piñuel en Youtube, para entonces yo ya me había venido a vivir a otro país (a rehacer mi vida lejos de la sombra de esta persona) y luego me vine a enterar que el narcisista "casualmente" había encontrado un trabajo aquí y se vino a vivir a esta misma ciudad. Desde entonces y desde que supe el nombre exacto de su trastorno ya no me ando con medias tintas con esta persona y vengo aplicando no sólo el contacto cero si no la atención cero.
      Cuando supe del trastorno fue un alivio porque fue la respuesta a todas las preguntas que tenía sin contestar por tantos años. Yo creía que esta persona me amaba y que yo no había sido capaz de entender su amor pero nada de eso era cierto, nunca fue amor.

      Eliminar
    4. Jon,en mi caso particular estuve un año bajo el bombardeo amoroso, durante este tiempo todo era perfecto.Atención permanente a mi persona,regalos, viajes...Estaba en una nube.
      Pasado más o menos un año empezaron los problemas.Empecé a notar que era muy incoherente con las cosas que decía, había mucha contradicción entre sus palabras y sus acciones.Pasaban los días y yo me sentía más y más confundida...Ya no era su gran amor¡Yo no entendía NADA¡
      Como empecé a padecer insomnio, pasaba las noches analizando los posibles motivos de ese cambio y después de muchas noches en vela llegué a la conclusión que NO ERA YO.Yo cada día aportaba más a la relación, él en cambio cada día aportaba menos.Empezó con la triangulación ( nunca sabré si real o inventada)me humillada en público...Y todo ello sin una razón o motivo.
      Llegó un punto en el que le dije que su comportamiento no me parecía normal y me dijo que estaba paranoica.Llegué a dudar de mí¡¡¡ pero en mi interior sabía algo que me decía que esta persona tenía un problema.Intenté hablar y me contó que había sido maltratado de niño por su padre.Me dijo que pediría ayuda profesional y sólo fue a dos sesiones, según él, ya estaba recuperado¡¡¡.
      Al poco tiempo descubrí este blog y todo empezó a tener sentido. TODO ME CUADRABA¡¡¡

      Eliminar
    5. Jon, me sumo a libre en que los primeros años al no ser fuente principal de el... Su imagen era muy buena. Aparentaba inteligencia, divertido, aventurero y algo alocado.cuando pase a fuente principal 5 años después.tal como comentais, hay algo en su discurso que no cuadra... Incoherencias, infantilismo, irrespetuoso y falton hablando de su entorno... Pero yo estaba hechizada y aun asi, yo segui con el. Me di cuenta que no estaba bien de la cabeza(sin conocer el trastorno) 2 años después, en mi devaluacion. Actos incoherentes, errático, ideas suicidas, tajante y juez del mundo con miedos obsesivos que le siguieran y atacarán.hombre agresivo....y no fue hasta 2 meses tras el descarte cuando empece a leer sobre este trastorno.un beso

      Eliminar
    6. Que miedo veka.... Vaya trastornado!! Acosadores

      Eliminar
  5. Hola Jon. Pues yo toda una vida creyendo que era bueno, tenía cosas que no me gustaban o pasaba por alto, pero nunca podía ni imaginar que no me quisiera, que no le importará , no entraba en mi forma de entender la vida,, quizás haya pecado del ingenua no lo sé.... pero lo digo con total sinceridad, yo le quería muchísimo y no podía entender que alguien no sintiera de la misma forma que yo. Quizás iruviera momentos donde asomaba banderas rojas y lo disimulaba porque le convenía tenerme ( es horrible) y después de una vida entera, hace 4 años descubrí una infidelidad y ahí empezó todo, lo enfrente, lo eche de casa y volví 2 veces con el, pero fue terrible todo lo que vino después, devaluación, triangulacion, tratamiento de silencio.... ahí no pude más y le dije que se fuera que quería el divorcio. Me separe y a las 4 meses leyendo el libro de amor cero y todo lo que podia leer sobre narcisismo, se me abrieron los ojos y encontrarme con esa realidad que aunque fue liberadora, me estremeció muchísimo. Ahora aquí estoy , luchando y poniendo en orden mis emociones . Esa persona ha muerto para mí en mi corazón .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué interesante sus experiencias Playa y Veka! muchas gracias por compartirlas. La verdad es que cada proceso es diferente, aunque el patrón se parece. A mi me asombra que puedan pasar años con una "máscara" y luego revelarle a la víctima su verdadera naturaleza. De todas maneras, sólo hasta el descarte es cuando, en la mayoría de los casos, logramos ponerle nombre al trastorno. Para mi saber que era un narcisista fue crucial, porque pude comprender toda la noche oscura que tuve que atravesar. Una luz y un alivio. Un saludo

      Eliminar
    2. Yo, estuve amiga de él un año, muy amiga. Tras unos meses de luna de miel algo se torció. En principio too lo mío era guay, luego empezó a soltar mal genio y agredirme verbalmente por cosas que yo decía y hacía, por ejemplo cuando le conté que había encontrado trabajo. De ahí se enfrió mucho y no me buscaba como antes. Al año de frecuentarnos, me descartó de un día para otro y yo pasé otro año sin entender qué había pasado, de hecho pensé que le hubiera pasado algo grave a nivel de salud mental porque antes me buscaba 25 veces al dia y luego, progresivamente, nada... sólo gracias a este blog até cabos...

      Eliminar
  6. Gracias Libres por poner sobre la mesa esto que es tan importante. Yo no tuve la claridad que tengo ahora para enfrentar esas alertas que describes cuando estuve en una relación con el narcisista. Puedo dar fe que era una relación sobre todo vacía. No iba a ningún lado, no había nada que motivara nuestro crecimiento, no había intimidad, el sexo ni siquiera era emocionante. Lo que sí sobraba era su necesidad de control, la vigilancia, sus llamadas cada 5 minutos, decirme sutilmente cómo vestir, con quiénes cultivar amistad, cómo actuar profesionalmente y una serie de cosas que nadie (ni yo) consideraba peligrosas. Ante los demás éramos la pareja ideal porque me traía flores o porque me llenaba de regalos pero emocionalmente no me daba ni un beso sincero. Él siempre le decía a los demás "nosotros nunca peleamos" y lo decía para ufanarse ante otras relaciones, era verdad, nunca peleábamos porque simplemente no había relación más muerta y vacía que la nuestra, ni peleábamos ni nos amábamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario, muy interesante lo que compartes, la relación con los narcisistas son con frecuencia parte de su fachada o imagen de cara a la galería. Pero por detrás no hay nada, como no pueden conectar emocionalmente, no hay verdadera intimidad y hay una sensación de vacío tremenda. El control para ellos es fundamental porque es la forma como obtienen su combustible, y se siente superiores. Ese afán de dominio es completamente abusivo y a la larga desgasta la autoestima de la persona que lo sufre. En realidad, no va a ninguna parte, porque termina siendo asfixiante y superficial,... gracias a Dios ya has salido de esta nube tóxica, así que mucho ánimo siempre y adelante que la vida es el regalo más hermoso

      Eliminar
  7. CRACK Estaba repasando tus memorables capítulos de este blog ye staba leyendo eld el descarte....comentas una cosa que se me ha escapado y me has dejado pensando....dices que a la hora del descarte...sueltan todo el odio acumulado hacia nuestra persona....odio hacia nosotros porque?porque nos envidian como somos?por nuestra manera de ser? es algo que no comprendo....si repaso y repaso la relación y yo no la hice nada....no tiene motivo alguno para odiarme....no entiendo ese concepto...tenioa en la acbeza que nos descartaban x aburrimento ...encontraban alguien con mas dinero bla bl bla...me ha chocado bastante esa frase se que tienes razón ya k yo lo vivi....de donde viene ese odio?esinnato....?nos odian desde el principio?porque nos odian? gracias y perdón por desviar hoy un poco el tema con otras preguntas gracias a la maravillosa gente que me ha respondido vuestras historias las leo atentantemante y gracias de antemano a ti crack.....eres un fenómeno¡¡un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos odian yo creo porque las víctimas tenemos cualidades como bondad, amor, generosidad. Algo que no tienen y les hace sentir inferiores y por eso nos odian. Desde el minuto uno

      Eliminar
    2. Yo también creo, como Antonia, que nos odian porque notan que tenemos emociones y sentimientos sinceros y puros que nos llenan de vida, que somos capaces de llorar o de ilusionarnos con cosas que para ellos son tonterías o carecen de importancia, que conectamos y nos relacionamos con los demás a otro nivel diferente al suyo, muchomás profundo y eso les da mucha envidia y mucha rabia porque saben que ellos jamás van a tener eso, están vacíos, no hay nada que les llene y tienen una frustración tremenda. Son como cáscaras huecas, seres con forma de humanos pero sin alma.

      En cambio los empáticos estamos llenos con las emociones y sentimientos que nos producen las personas, los animales, las plantas, la música, un paisaje... Nunca van a poder sentir la tremenda emoción y el sentimiento tan grande que produce la ternura, por ejemplo. Solo sienten las emociones de la posesión, del control, la rabia, la frustración y la envidia. Para ellos al principio somos como un iphone, hasta que se aburren o se cansan e intentan conseguir el nuevo modelo que acaba de salir creyendo que les va a llenar ese vacío que sienten y que el iphone anterior no consiguió llenar. Se lo compran, están un tiempo como niños con juguete nuevo y a los pocos meses ven que este último modelo tampoco les llena ese terrible vacío.

      Eliminar
  8. Tu blog me esta salvando la vida literalmente. 7 años de relacion con un parasito como estos, esta es la definitiva no puedo mas!!! Estoy agotada mentalmente. Para esta gente, da igual lo q hagas, lo q digas, lo q te desvivas, lo q te arrastres, ellos te ven como una cosa. Aunque creas q todo vaya bien ellos te la liaran por otro lado. Son unos enfermos mentales y lo fuerte esque te convierten a ti tambien en enfermo y dependiente. Lei tmb q las victimas de este abuso despues de separarnos de estos paraditos tenemos estres post traumatico. Es una cosa muy seria q la gente q no lo ha vivido es incapaz de comprender y es muy dificil de demostrar. El mio se gastaba dinero en prostitutas y me decia q lo hacia porque yo le engalaba cuando no le he engañado nunca. Me fue apartando de mi familia y amistades, no podia quedar cob ellos con normalidad, tenia q pedirle permiso y aun asi se enfadaba. Siempre comparandome con otras ex suyas, q yo le decia: si tan perfectas eran todas porque terminaste con ellas? Cada dia tenia q escuchar q yo era una puta, una guarra, mentirosa... yo no voy a ir al infierno cuando muera porque yo ya e estado en el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisabeth, es muy duro lo que cuentas. Ha tenido que ser muy desgastante.... Y tan infierno. Lo mejor que te pudo pasar es que no esté en tu vida.mucha fuerza y animo

      Eliminar
  9. JJajajaj no vendría mal que esta gente viniera con ese cartel... Peligro, narcisista, no te me acerques... Pero estos signos les delatan.son agotadores, insaciables...recuerdo que absorbe y mucho... En la devaluacion, tras tratarme mal, una parte de mi deseaba borrarle de mi vida, yo borraba su móvil...pero era entrarme a hablar de una chorrada y como una drogadicta mi otra parte adicta a la relación, contestaba a esos numeros que tan bien conocía.para volver a agregarle a mis contactos.hice esto mas de 5 veces. Doy fe del enganche y manipulación...gran post!! Un abrazo para todos

    ResponderEliminar
  10. Hola.

    Jon en mi caso yo siempre supe que estos sujetos, es decir mi torturador y sus hermanos monos voladores, no eran normales, sin embargo nunca pude identificar que era lo que tenían, yo simplemente creía que eran bipolares y neuróticos, la personalidad tóxica siempre estuvo presente si bien en el proceso de idealización me iba relativamente bien, pero siempre estuvieron presentes golpes bajos y desprecios por debajo de la mesa. Yo comencé a trabajar en la empresa de estos dementes ya hace más de 20 años y si bien siempre se me falto al respeto y la personalidad tóxica de ellos salía a relucir, de alguna manera toleré por dos razones. Una, económicamente me iba relativamente bien y la otra, yo crecí con un padre de personalidad tóxica maltratador y pues me condicionó desde pequeño a aguantar violencia psicológica y verbal, si bien no a ver a una personalidad tóxica como normal pero si a tolerar, mi umbral de tolerancia es alto y de allí que me volví un filón de oro para extraer combustible.

    Pero aunque mi umbral de tolerancia a la gente y tóxica es alto tampoco es infinito y al final si me causó daño psicológico y síndrome de estrés postraumático.

    ResponderEliminar
  11. En mi caso en ambas experiencias al mes note cosas raras. Había algo raro en ellos pero no sabía que... En el primer caso pasaron 4 años y medio de todo el despliegue q se puedan imaginar de artillería mina-autoestima. En el segundo apenas vi un atisbo salí corriendo solo llegó a intentar un esbozo de la porquería que tenía para dar pues una alarma interna sonó tan fuerte q no espere a ver más

    ResponderEliminar