ACERCA DE ESTE BLOG

sábado, 3 de febrero de 2018

EL CICLO IDEALIZACIÓN/DEVALUACIÓN: La mente del Narcisista


La relación con un narcisista es pendular, se mueve entre dos extremos contrapuestos: la idealización y la devaluación. El descarte y el Hoover marcan el fin y el comienzo de cada nuevo ciclo, en la fatídica danza que el depredador y su presa ejecutan juntos.

La idealización: Un baremo inhumano

Cuando logran una nueva conquista, el narcisista está deslumbrado, el combustible que mana de su reciente adquisición es brillante y fresco, se siente hinchado de poder, casi diría embriagado.  En su pensamiento mágico creen que todos sus problemas serán resueltos por esta “persona adecuada”.

No está buscando una amistad o una pareja, tal y como nosotros entendemos estas formas elevadas de relación humana. Eso le hará creer a la víctima, desde luego, pero en realidad se trata de otra cosa.

Quiere a alguien que llene su permanente vacío, su mortal aburrimiento existencial. Una persona que lo admire ciegamente y le sirva sin condiciones, que sostenga la construcción de su fachada, y que lo valide continuamente, psicológica y emocionalmente.

En el fondo, alguien que cargue con las consecuencias del desequilibrio psicológico que acarrea su trastorno de personalidad, que resuelva el continuo desbalance que sufre su autoestima. Por supuesto, estos objetivos de su agenda son completamente irrealistas. Nadie es capaz de arreglar así a otro, ninguna relación borra mágicamente un desorden psicológico.

En la mente del narcisista, que niega absolutamente la gravedad de su trastorno, el problema siempre ha estado en las personas que han pasado por su vida. Son ellas las responsables de lo que le pasa. En su interior se siente resentido con el mundo. La gente lo ha decepcionado. Por eso siempre está en busca de “la persona” que, al fin, logrará resolver todas sus necesidades y expectativas.

Él nunca abandona su papel de víctima, de hecho ese es el cebo que utiliza con frecuencia para atrapar a sus nuevas presas, presentándose ante ellas con un largo historial de desatenciones, maldades e injusticias, lo que logra despertar la compasión y la empatía de la persona que está conquistando.

Cuando el narcisista logra captar a alguien, y lo engancha, sus esperanzas son muy altas, esta nueva persona será “especial” y “única”. Ella le dará el combustible delicioso y abundante que necesita, ya no tendrá que salir ansioso a buscar otras fuentes, será la adoradora ideal que le hará sentir como dios, el espejo donde podrá contemplar su grandeza, la sirvienta ejemplar, la que llenará su vacío existencial y resolverá sus demandas. Todas las virtudes y prendas de esa persona serán exaltadas al máximo. Será para él, en una palabra, “la perfecta”.

Adjudicar a alguien este baremo tan alto no sólo es irracional, es inhumano. Es por eso que la idealización narcisista es abusiva y altamente manipuladora, aunque la víctima, bajo el hechizo de la seducción, no sea consciente en ese momento de la trampa mortal que le está tendiendo el depredador.

La verdad de la devaluación: ¡Nadie es perfecto!

Este estado de encantamiento del narcisista con su víctima dura un tiempo, el suficiente para crear en su presa un fuerte vínculo afectivo y emocional que la haga resistente al maltrato que comenzará, en forma encubierta e intermitente, a asomarse muy pronto por el horizonte.

El día a día comienza a desgastar la visión idealizada, e irracional, que tiene el narcisista de esa persona “especial” y “única”. Descubre, como no podía ser menos, que tiene defectos, que no es perfecta, que las expectativas exageradas que tenía con respecto a ella no se pueden cumplir.  La víctima se muestra como lo que es, una persona normal, con sus fallos y deficiencias, y lo que es peor, con necesidades y deseos propios.

El narcisista se decepciona. Piensa que esa persona lo ha engañado y defraudado. Se siente, en una palabra, traicionado: ¿Cómo es posible que no seas perfecta? ¡Me manipulaste! Aquí es donde comienza la devaluación. Su orgullo se resentirá por haberse equivocado al elegirla. Se suponía que tenía que atender todas sus necesidades y deseos, pero no lo hizo porque, piensa, es un monstruo malvado, una egoísta, una desconsiderada a quien no le importan los demás.

Comienza a encontrar insípido e insuficiente el combustible positivo que extraía de ella, ya no satisface sus requerimientos de suministro, se sentirá bajo de energía, decidirá entonces ajustar las cuentas, y dado que se siente con derecho porque lo ha traicionado, iniciará sus juegos malignos: gaslighting, tratamientos silenciosos, triangulaciones, etc., lo que provocará en la víctima un suculento abanico de reacciones: enojos, llanto, humillaciones, desconcierto, celos, quiebra de la autoestima, etc., todo lo cual compensará con creces sus necesidades de suministro.

La devaluación, en realidad, sucede en la mente del narcisista, no tiene nada que ver con algo que haya hecho o dicho la víctima, ni siquiera el abusador le comunica lo que está pensando, ella sigue siendo la misma persona maravillosa de siempre, por eso su desconcierto es absoluto.

Se observa aquí la ruptura con la realidad que sufre el narcisista. Desde el punto de vista de la víctima, la situación no tiene sentido, ella ha dado todo por su maltratador: tiempo, recursos, afecto, atención: ¿cómo se explica que de buenas a primera la trate de esa manera?   

Es difícil penetrar en la mente de las personas que sufren este trastorno. Ellos ven las necesidades de otras personas, incluso las más básicas, como una amenaza directa a las suyas propias. ¿Cómo puede un individuo tan egocéntrico e intrigante ser su compañero perfecto?, piensan para sus adentros. Sus vidas dependen, literalmente, de que sus necesidades sean las únicas que cuenten. Considerar las de la otra persona, sería lo mismo que pensar que las suyas no importan. Un suicidio emocional.

En todas sus relaciones con los demás, el narcisista sufre el mismo proceso de decepción que lo lleva a devaluar, una y otra vez, a las personas que le sirven de fuente de combustible, la víctima de turno no es nunca la persona que él creía que era. Una y otra vez, lo mismo.

En este sentido, todas sus relaciones están condenadas al fracaso. No se da cuenta que el problema no está en las personas, sino en la percepción distorsionada que tiene de ellas, en sus expectativas irracionales sobre los fines de una relación humana.

Nunca lo reconocerá porque es incapaz de verse a sí mismo, de auto-reflexionar, su salida es culpar a la víctima de no ser perfecta, convencerse a sí mismo de que es patética y falsa, de que lo ha manipulado y traicionado. Así justifica su odio y su desprecio, la frialdad y el trato denigratorio que le dispensa.

Recomenzar el baile: la re-idealización y, de nuevo, la devaluación

Así las cosas, hasta que en un momento dado, el narcisista quiere algo de la víctima, o necesita estar asociado a ella para mantener su fachada, o se encuentra bajo de combustible, o decide darle un respiro porque presiente su partida. Sea cual sea la razón, comenzará de nuevo, como si no hubiera pasado nada, una breve campaña de seducción, la re-idealizará, logrará los objetivos puntuales que busca, e inmediatamente volverá a devaluarla, y a pensar que es una malvada, manipuladora y mentirosa.

Este ciclo de idealización / devaluación puede repetirse por un tiempo muy largo; en algunos casos, durante años. Si la víctima, a pesar del continuo abuso, sigue reaccionando emocionalmente, bombeando el rico combustible negativo de la devaluación, el narcisista se mantendrá alimentado y entretenido durante bastante tiempo.

Se trata de una danza infernal que ira destruyendo psicológica y emocionalmente a la víctima hasta que sea, al fin, descartada y, eventualmente, aspirada de nuevo en un espiral de violencia y maltrato que sólo terminará cuando ella logre romper los grilletes, y salga de la trampa decretando el Contacto 0.

Conclusión: Unas palabras para las víctimas

Si has sufrido este ciclo de idealización/devaluación es más que probable que te hayas sentido devastado e incapaz de comprender qué ha sucedido. No solo has pasado por una tremenda crisis emocional, sino que se te ha culpado y se te ha querido destruir psicológica y emocionalmente.

El narcisista te sometió a un corrosivo proceso de denigración, muchas veces de manera encubierta y pasivo-agresiva, de todo lo que dijiste, pensaste e hiciste, de tus capacidades, de tu aspecto físico, de tu carácter, en una palabra de aquello que tiene que ver contigo, con tu imagen, con tu identidad. Se trata de un perverso vaciamiento de tu autoestima que ha minado tu salud emocional y psicológica.

Tú no merecías, bajo ningún concepto, el trato que has recibido. 

Amigo, si esta persona abusadora ya no está en tu vida, ojalá sea así, créeme, no has perdido nada. Has sido víctima de un engaño. La persona de la que te enamoraste, o a quien diste tu afecto o amistad, literalmente, no existe. No es real. Es como estar enamorado de un personaje de la televisión o de una película. Todo fue una actuación. Esto es doloroso y cuesta creerlo, lo sé, pero es liberador, significa que no hiciste nada malo, te dejaste seducir por una máscara vacía, es todo.

No lo olvides: no hay absolutamente nada malo contigo.  El problema real no lo tienes tú, lo tiene él, el narcisista, él está atrapado en la persona que realmente más odia: él mismo. Es el peor castigo posible. No te lo puedes ni imaginar. Esta persona está absolutamente devorada por un auto-desprecio patológico y delirante. No se está saliendo con la suya, como te ha hecho creer. No se ama a sí mismo, se odia tanto que ha sustituido su yo verdadero por una falsa imagen, una fachada. En el fondo, sabe perfectamente que se trata de una gran mentira. Son personas miserables y envidiosas que no conocen la paz o la felicidad en ninguna escala. Le harán creer a todo el mundo que son felices, pero no lo son.  

Seré honesto contigo, tú depredador sufre lo indecible, de una manera distinta a nosotros dado que carece de emociones, pero sufre, no te quepa duda, su narcisismo patológico es un mecanismo de defensa para evitar el colapso de su psiquis, en otras palabras, la quiebra total con la realidad, la locura. Su vida es un perpetuo caminar al borde de un precipicio, o, como dice Sam Vaknin, una pesadilla que no termina.  

No está sufriendo en nombre de sus víctimas, eso está claro, pero ¿realmente importa si has escapado de sus garras?

Sea cual sea tu situación actual, tu recuperación es posible, y aunque tengas que librar algunas batallas, la victoria es tuya. El conocimiento de la verdad es la llave de tu libertad.

Un abrazo

@libresdelnarcisista


44 comentarios:

  1. Magnifico articulo socio.....brillante...y muy interesante......al corazon del narcisismo....me encanta...al lio voy a escribir....A mi es lo que mas me fastidia....es lo que no puedo comprender....LA DEVALUACION..si que se odian....claro que si...tu lo has dicho....y yo lo he vivido....de ahi la creación de un falso-yo.....se que mi ex noe sta bien.....siloe staria me lo habría restregado ya x los morros....se lo dije...."nunca vas a estar bien"....te machacasla cabeza...que hice mal?que hice mal?donde falle?y te vas dando cuenta que no fallaste en nada grave....lo que no entiendo es eso de que te vuelvan a idealizar......PUEDEN VOLVER A IDEALIZARTE?.......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JON,te hablo desde mi experiencia personal,te pueden volver a IDEALIZAR,en mi caso duró poco tiempo un mes aproximadamente,;era la única forma de evitar que yo le dejará, ya que en esos momentos no tenía combustible por otros sitios, sus hijos no querían saber nada de él, su ex mujer tenía pareja,en fin que no había por donde conseguir su suplemento.Al mes empezaron de nuevo los problemas de devaluación y fueron más agresivos y destructivos que la primera vez.Por eso la base es el CONTACTO 0 Y ATENCION 0.Es la única forma para no volver a caer en su trampa, no cambian y cada vez por lo menos en mi caso como yo era la que dejaba la relación, eran más sus deseos de destruirme.Un abrazo

      Eliminar
    2. Gracias Jon por tu comentario. Sí, claro que vuelven a idealizarte, aunque nunca es igual que la primera vez, por muchas razones posibles: la persona que te sustituye como fuente los abandona, necesita algo de ti, quiere utilizarte para triangular con otro, etc. Una vez que han cumplido su objetivo, te devalúan de nuevo, mucho más rápido que la primera vez. Les gusta prolongar este estado devastador de la devaluación porque se vuelven tremendamente adictos a las reacciones emocionales de esa persona y quieren ver de cerca su destrucción y su caída. De tanto en tanto le dan un respiro, para mantenerla atada y que no se marche. Es un ciclo patológico y sumamente dañino para la persona, hasta que por fin logra escapar de esta trampa y declara un Contacto 0 con esta persona trastornada y depredadora. Un saludo y feliz domingo

      Eliminar
  2. Maravilloso post! Mejor no lo has podido explicar ... He visto reflejado completamente a mi narcisista. Todo. Como me sedujo, las altisimas expectativas,era yo la mujer perfecta, el decía tenerme en un pedestal, yo era la panacea y el medicamento mágico para sus miserias. De pronto vio, oh sorpresa, que Antonia no era perfecta, que me compartía con mi marido , por lo que no podia estar a su total disposición... Ahí empezo mi calvario, el tira y afloja, la devaluacion... El "Antonia, eres de patio de colegio, inmadura...pero yo te quiero y por eso te trato asi, por cierto, que sexy, los hombres te miran pero no pueden hacer nada porque me ven contigo...deja a tu marido..." ejemplo desgastante de una tarde con Angel... Ciclo de 5 años en los cuales un bombardeo amoroso, 2 devaluaciones(en las cuales sufriendo paralelamente maltrato de mi pareja) ...un descarte corto,un hoovering y el descarte actual.y tal como dices, libre, la falsa, la traidora era yo. Yo Le engañe y burle jajajaja , lo que faltaba ya.proyeccion de sus miserias, justificación de su descarte, ataque masivo a mi autoestima, insultos...y con frialdad decir... 'es muy triste pero tienes al hombre que te mereces, os complementais... Me da pena tu hijo que con padres como vosotros nunca estara cuidado del todo .. Te aprecio, cuidate' ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonia por tu comentario y por compartirnos tu experiencia, todo lo que describes es el ciclo devastador de idealizar/devaluar al que someten continuamente a sus víctimas y que se corresponde a la visión distorsionada que tienen de las personas y de las relaciones. Tarda un tiempo curarnos de las secuelas de esta situación abusiva, pero una vez que hemos identificado lo que está sucediendo y salimos del área de influencia del depredador, comenzamos a respirar aire puro de nuevo y recuperamos nuestra libertad. Un abrazo para ti, y feliz domingo

      Eliminar
  3. Para colmo, me culpaba que mi hijo estaba mal(autismo) por mi culpa,por no dejar a mi marido. Por eso yo era una mala madre. Me hundió con eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saben golpear donde más daño pueden hacer, carecen de empatía y sólo destilan odio y maldad, porque carecen de conciencia moral. Una recomendación: no tomes nada de lo que te dijo esta persona como algo personal contigo, ¿te enfadarías con un niño de 3 años que te montara una pataleta? Emocionalmente hablando, es un niño de 3 años que busca tu reacción, claro con toda la maldad de un adulto, pero el problema no lo tienes tú, el problema lo tiene él. Un saludo

      Eliminar
    2. Gracias libre, es verdad, es como un hombre de 46 años emocionalmente como un niño de 3.te haré caso y no lo tomaré como algo personal, sino fruto de su trastorno.gracias libre y feliz domingo.

      Eliminar
  4. Muchas gracias libres, a pesar de todo qué dificil es entenderlo. A mi la mente me juega malas pasadas e intento verlo desde otro punto de vista y no hay manera. Intento no encuadrarlo como narcisista y sentir que me he equivocado, pero no, pienso en todo lo que me ha hecho y en cómo me ha tratado y cumple la mayoría de las características. Esto me hace sentirme mejor y es gracias a ti libres, sin ti no hubiese llegado a entender todo esto. La información es una de nuestras armas para luchar contra esta gentuza y contra nosotros mismos. Para mi, aunque voy mejor es una lucha constante que estoy deseando que acabe. Muchas gracias libres y feliz domingo a todos.
    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, Elena, lo que hacemos aquí es resaltar las características generales, luego cada persona es diferente. El narcisismo es un amplio espectro. Algunos narcisistas son muy evidentes en sus rasgos, otros son muy encubiertos y apenas notarás algún signo, y sólo al pasar el tiempo y si formas parte de su círculo de confianza. Esto puede generarnos duda. Sin embargo, hay un punto capital para identificarlo: los efectos o secuelas de la relación que hemos mantenido con esa persona tóxica, especialmente en lo que respecta a nuestro autoestima. Cuando una persona se dedica a destruir la autoestima de los demás de manera encubierta y manipulativa, una y otra vez, una y otra vez, lo más probable es que sea un narcisista, porque tarde o temprano ese es la perla preciosa que están buscando robarle a esa persona. Sanar de abuso, y recuperarse, es curar la autoestima personal y avanzar en libertad. Un abrazo. Feliz domingo

      Eliminar
    2. Gracias "chico bueno", al final se te queda... lo veo😎

      Eliminar
  5. IMPRESIONANTE,al leer esta nueva entrada he vuelto a revivir esa etapa de mi relación con mi narcisista.Yo no llegué al descarte.En este período de idealización / devaluación mi cabeza parecía que iba a reventar...Os puedo asegurar que no he vivido nada peor en mi vida¡¡.Empezaron los problemas de insomnio, dolores de cabeza que me podían durar días,ansiedad,problemas con la alimentacion...Y lo peor de todo esa pregunta que desde que me levantaba me machacaba la cabeza,¿POR QUÉ?
    Me volví tan exigente conmigo misma que llegó un momento en el que perdí el control de mí .Tal era ya mi estado de desesperación que un domingo explote, sin control y completamente desquiciada empecé a darle puñetazos a la pared, a tirar y romper todo lo que encontraba, con el resultado de un brazo roto,el cuerpo lleno de golpes y lo peor de todo la certeza de que me había vuelto loca.Mi narcisista estaba presente y no hizo NADA para detenerme, es más sus palabras fueron....LO VES,TÚ ERES LA QUE ESTAS MAL DE LA CABEZA.
    Soy una mujer luchadora y mentalmente me he considerado una persona fuerte, pero ESTO,se había ya descontrolado¡¡¡ Poco a poco fui buscando información sobre posibles problemas mentales enfocados en un principio a mi misma, pensé que padecía algún tipo de enfermedad mental.Así empezó mi búsqueda hasta que llegué aquí.Muchas de mis preguntas ya tienen respuesta.Nunca se hace lo suficiente, siempre te exigen más y más, te exprimen hasta dejarte completamente secos.Gracias libre, has puesto la luz en mi camino.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria Angeles, es como lo dices, personas con empatia responsables lógicas, estos seres hacen que piensen que hay algo malo en ti y aunque sepas en el fondo que no es así, van minando tu autoestima y te sientes débil y vulnerable y cuando estas bajo esta presión es muy difícil saber actuar con lógica.

      Eliminar
    2. Que buenísimo articulo y que ilusión cuando entro en el blog y veo que hay uno nuevo

      Eliminar
    3. libres me gustaría preguntarte y si no es mucha molestia, como tener una conversación con unos hijos que saben que su padre ha sido egoísta , irresponsable, manipulador , pero no llegan a entender del todo el comportamiento narcisista, hay alguna manera que yo pueda explicarme sin que les duela, ellos saben y no le perdonan como actuó con todos nosotros y me dicen mama pasa pagina estas mejor sin el, y yo lo se, pero duele mucho no es un dolor de una ruptura normal, va mucho mas lejos y ellos eso no son capaces de verlo y me hace mucho daño

      Eliminar
    4. M. Ángeles: Gracias por compartirnos tu experiencia y tu testimonio. Te comprendo perfectamente, leyéndote he recordado episodios de mi propia historia. Ser fuente principal de combustible de un narcisista perverso es una experiencia humanamente agotadora. Esta gente trastornada confunde lo que está en su mente con la realidad, y arrastran a su víctima en esa visión patológica que tienen de las cosas, por eso lo del Contacto 0 no es un simple consejo, es una cuestión de supervivencia. También yo pensé en un momento que el problema estaba en mi, pero esa pista es falsa, lo que yo sufría eran las secuelas de una relación abusiva, hasta que no entendí el trastorno narcisista no pude escapar ni emprender el camino de la recuperación. Lo bueno es saber que la luz comienza a brillar en ti, y aunque todo este proceso de curación personal lleve su tiempo, ya vamos por el buen camino. Un abrazo y feliz domingo

      Eliminar
    5. Un millón de gracias, en ello seguimos, contacto y atención 0.Intentando salir poco a poco de este infierno.Un fuerte abrazo

      Eliminar
    6. Mariangeles, te comprendo tan bien ... He vivido lo mismo que tu. Acabe creyendo que yo estaba loca, de hecho empece una terapia por eso. Ese primer dia me descartó...tras meses y meses de continuos ataques, pirada, inmadura ... Me dio ganas de golpear y romper todo. No es culpa tuya, el problema es de él y su locura. Un besito

      Eliminar
  6. Buenas tardes a todos.

    No he podido sentirme más identificada. Creo que he sufrido este problema en grado superlativo; en mi caso, las fases de este proceso se han repetido unas ocho veces a lo largo de cuatro años. No ha sido hasta este último descarte que he acabado, al igual que alguno de vosotros, con problemas de alimentación, de sueño y otros síntomas. Qué duda cabe que también en el ámbito laboral me he visto afectada, y solo quiero superarlo. Hace poco decreté ese contacto 0 durante un mes y como consecuencia, cómo no, el hoover. No he sido fuerte, lo reconozco, aún no estaba del todo preparada supongo. Nuevamente quiero levantarme, sacudirme y volver a empezar y que esta vez sea la definitiva, porque no lo soporto más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo Pilar!! Cuesta ser fuerte pero estar lejos de ellos es lo mejor que nos puede pasar :)

      Eliminar
  7. Animo Pilar. Yo sufri dos descartes brutales. Primero como pareja y luego como socia. Nunca hubo hoovering pero estoy exhausta de tanta devaluacion y necesidad de validacion por su parte. Tras tirarme del despacho estuve un dia entero durmiendo. Ahora estoy en tratamiento con antidepresivos y llevo 15 dias de contacto 0 que no voy a romper. Son depredadores sin sentimientos. Yo solo espero que al menos no se sienta orgulloso de haberme hecho sufrir tanto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien por esos 15 días! Es una maravilla :D Sigue así!

      Eliminar
  8. Gracias por estas entradas! Gracias a ellas damos respuestas a nuestras preguntas!

    Al igual que mucho me siento identificada: me subió a un pedestal, según él era un “puto regalo” para tiempo después volverse frío e incomprensible. Me volvía loca pues no sabía que estaba yo haciendo mal para que cambiara de forma drástica y me esforzaba por ser cada vez más complaciente con él, alejándome de mi propia esencia. Una locura emocional!

    Ahora se muestra feliz con su nueva fuente pero supongo que el ciclo con ella será el mismo que conmigo...

    Y por cierto, siempre me descuadraba su actitud tan amorosa y solidaria con los animales... pues resulta que un familiar me cuenta recientemente que no trata bien a sus propias mascotas! Alucinante como son estos personajes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo con los animales, ellos son los mejores amigos de los niños....Los niños ajenos pk con los suyos propios cara a la galería pufff estupendos, pero dentro de casa....Yo lo viví con los hijos de mi narcisista.Con mi hijo era super complaciente y cariñoso pero con los suyos...su actitud dejaba mucho que desear.Si no quieren a sus propios hijos y no cambian su actitud por ellos, como van a cambiar por nosotr@s....Eso fue una de las muchas razones por las que abrí los ojos.Un abrazo

      Eliminar
    2. los niños los acaban calando......mi narci es profesora de niños he pensado en denunciar a educación aquí ene spaña que sepand e su condición.....os puedo asegurar que sus alumnos...niños de 6 años en la calle huyend e ella como lapeste.....mi perro igual.....mi perrito pasaba de ella....ye s muyyyyyy cariñoso.......

      Eliminar
  9. Acabo de dar un pequeño gran paso en mi camino de recuperación,Me deshice de:fotos videos cartas libros...tiré todo,borré todo. Sé que mi comentario no tiene que ver con esta entrada;solo que dps de releerla como por 3ra o 4ta vez me levanté y puse manos a la obra! Tantas veces lo intenté y no pude hasta hoy que finalmente lo logré! Y bien sé que una gran parte de este logro es gracias a uds, a vos Libres y tu blog y a tod@s los q acá escriben. Es por eso q quiero compartirlo con todos ustedes son mi fuerza y mi aliento Muchas muchas gracias! Alzo imaginaria copa y brindo por tod@s nosotr@s,porque estemos cada día un poco mejor más felices y plenos�� Salud,amig@s!! .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya es un GRANNN paso Paula!!!!! Nosotros no somos los del problema, son ellos!!!! Sientete bien, ellos nunca podrán experimentar ni sentir las cosas buenas y simples de la vida, mientras que nosotros si. De esa experiencia saldremos mas fuertes y con un valor agregado, que es conocimiento de ese trastorno, que al final, quizás sirva para ayudar a otros, así como lo está haciendo el creador de éste Blog, el ¨Chico Bueno¨...así le llamo jejeje. Sigue así, un Fuerte Abrazo.

      Eliminar
    2. Me alegro mucho Paula por ti, de verdad. Los arrebatos en estos casos son muy beneficiosos porque aunque te arrepientas después no hay marcha atrás. Pero te aseguro que te vas a alegrar. Sabes una cosa?? Yo hay momentos en mis días que miro al cielo y le doy gracias a Dios por la paz que a veces tengo. Paula y a ti estoy convencida que te pasará lo mismo.
      Un abrazo y mucha fuerza!! Te has hecho un bien a ti misma❤
      Elena

      Eliminar
    3. Ánimo Paula70, no es un pequeño paso....Es un gran avance en tu proceso de recuperación.Mucha fuerza¡¡ Hay días mejores y peores, pero tú determinación es un gran avance.MUCHA FUERZA Y ADELANTE.Un abrazo

      Eliminar
    4. Gracias chicas!!! Sus palabras significan MUCHO para mi! Mil Gracias!❤

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elenita te recomienda que sigas leyendo los demás temas que hay en el Blog. Podrás encontrar respuestas a todas tus inquietudes. Comprendo ese estado de ansiedad, él está en un tira y afloja contigo, osea te busca, te suelta, vuelve y te busca y de nuevo te suelta. Llegas a un punto de confusión que no sabes que es lo que él quiere o si le gustas, entonces porqué no se decide. Y hasta llegas a pensar que tienes de errado que él no se decide. Son tácticas de manipulación para mantenerte en vilo. Si no me equivoco, a eso le llama Reforzamiento Intermitente. Sólo lo hace para manipularte. Te aconsejo que salgas de esa relación lo mas rápido posible. Una persona normal, no tendría ese comportamiento, así que por tu salud mental, tu paz y tranquilidad aléjate de ese adefesio. Fortaleza y un Fuerte Abrazo.

      Eliminar
    2. Elenita, yo he pasado por una experiencia similar y mi consejo es que salgas de ahí lo más pronto posible aplicando contacto 0.

      Ni busques respuestas porque no kas hay, simplemente su lógica es completamente diferente a la tuya y hará lo que sea para poder quedar siempre por encima de ti.

      No sirve de nada dialogar con estas personas, acaban por tergiversarlo todo para poderte manipular y conseguír lo que quieren, que te sientas culpable y te obsesiones con ellos para que no salgas del círculo vicioso.

      No dejes pasar el tiempo xq cada vez irá a peor.

      Muchos ánimos a tod@s!!

      Eliminar
    3. Elenita, Alejandra, me siento totalmente identificada, con esas idas y venidas. Jamás vivi algo parecido. tengo claro que no quiero volver, solo quiero que me deje de perseguir.

      Eliminar
  11. Reconozco esa etapa de idealización. Recuerdo que el narcisista me decía cosas como "eres la mujer más inteligente del mundo", "eres la mujer más maravillosa del mundo" o "eres lo más hermoso de esta vida" y debo decirles que estas frases me resultaban desde el principio muy sin sabor. Yo no entendía por qué no sentía nada cuando me decía esas cosas, luego comprendí que era porque son frases hechas como las famosas "mentiras universales" y se sentían como recitadas de memoria. Creo que hay que darnos cuenta que cuando vienen de un narcisista, las palabras amables no mueven nada dentro nuestro, es como una hoja al viento, cero impacto y puro adorno o relleno. Ellos saben lo que queremos escuchar y lastimosamente nos conformamos con oírlo sin sentirlo.
    En mi caso, como el narcisista vio que esas frases de idealización no me impresionaban para nada optó por mover mi lado compasivo y decía cosas como "dime que me amas" "no te merezco en absoluto" "eres lo mejor que hay en mi vida" "dime que nunca me vas a dejar" "quiero que seas feliz, pero que sea a mi lado".
    Creo que en este punto en el que nos estamos recuperando, es importante que repensemos lo que significa el amor de pareja, que nada tiene que ver con posesión, obsesión o idealización del otro. Para mi ya era al menos "raro" que expresara su "amor" de esa manera. Lamentablemente lo dejé pasar y simplemente pensé que era una persona con mucha inseguridad y baja autoestima que me "tocaba" cuidar... eso hizo que me quedara demasiado tiempo siendo su pareja, hasta que me asfixié de todo eso y decidí salir de allí.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias MAngeles. Cada vez me sorprendo más. En mi caso y por suerte no hay hijos por medio porque visto lo visto hubiera sido una tormenta peor. El tema de los animales es algo que no me esperaba pero parece que es común.
    son unos excelentes actores...

    ResponderEliminar
  13. Ánimo Elenita! Yo también pase por algo parecido y enfermé a raíz de esa ansiedad. Está claro que estás dentro de una relación abusiva y que no te merece vivir en una montaña rusa. Yo también te aconsejo que sigas leyendo si el blog pues te ayudará a encontrar respuestas y sobretodo te aconsejo que te alejes de él. Ánimo:)

    ResponderEliminar
  14. Es así como lo dices Kuqui, una montaña rusa de emociones y aunque sepas la realidad del trastorno, estas están desordenadas y volver a su sitio cuesta un mundo, solo espero podamos lograrlo

    ResponderEliminar
  15. Hola Paula 70 , excelente tu decisión, segui avanzando asi con valentía con coraje, tomaste una decisión muy buena en borrar todo . 😉 Beso.

    ResponderEliminar
  16. Hola a todos! Exelente artículo.. me dejó pensando algo que no entiendo muu bien.. si ellos se engañan pprque te idealizan primero y después se desepcionan y viene el descarte?.. no lo miraba de ese modo, en que sentido se encuentra la envidia patológica.. porque creía que por la envidia trataban de destruir emocional y psicológicamente a la persona feliz y empática.
    En este punto tengo confusión

    ResponderEliminar
  17. Hola , soy yolanda, buenas tardes, no sabía que existían estos seres tan malvados y manipuladores. Por eso, me costó tanto salir de ahí. He tenido una relación más o menos 3 años, y hemos ido y venido muchísimas veces. No sé porque aguanté tanto ahí. una vez estuve 6 meses, le bloquée por todos los lados, pero me acosaba al trabajo, a casa , yo no le hacía caso, pero tampoco fui a denunciarle. pensé que se acabaría cansando, al final volvía a caer. supe que en esos meses estuvo con muchas otras, mientras yo sufrí su ausencia. Qué triste !!!! asi es, mientras estaba yo en silencio, el se divertía por ahí. Se me presentó nuevamente en plan de víctima, y caí, esta vez fue bueno y se comportó bien unos 4 meses , pero luego volvió a las andadas. soy ingenua y siempre veo la bondad en los demás. Pensé que había cambiado o quise creerlo. esta vez, espero salir para siempre. no puedo estar más en este círculo vicioso y creo que tengo que aceptar que el no cambiará tengo que parar de fantasear que tendré un futuro mejor, que es lo que nos venden siempre, para que cayamos otra vez. No hay que escucharles .un abrazo

    ResponderEliminar
  18. y luego, tengo un problema, el me acosa, lo tengo bloqueado en el movil, en el correo, todo, pero de vez encuando aparece por mi trabajo, por mi casa, yo no le hago caso, le digo que no quiero saber nada de el, le amenazo con ir a la policía. Estoy segura de que ya tiene a alguien, y por que no me deja seguir y avanzar? es horrible tener que verle.:-( Qué puedo hacer?

    ResponderEliminar
  19. Gracias por estar allí. Gracias a este blog que descubri de casualidad, pude entender qué pasó en mí matrimonio. Casi me vuelvo loca. Y cuando establecí contacto cero comenzó la agresión a través de un auto comprado en matrimonio, que yo usaba porque él se había comprado otro a nombre de una de sus hijas. Todo sirve con tal de destruir al otro. Pero se sale .el saber que hay un trastorno de personalidad me brindo paz, me quitó culpas que creía tener. Muchas gracias .

    ResponderEliminar
  20. Yo, ahora lo sé, estuve con un ser asi como describís aquí, hace muchos años. Era demasiado joven, demasiado inexperta e ingenua. Estuve casi 6 años, y creo que aun quedan secuelas.Salí de aquel infierno devastada. En aquellos momentos tuve que buscar ayuda, ahora lo sé, porque desde luego no es nuestra culpa, pero algo en nosotras no está bien para aguantar tanto maltrato psicológico. Lo digo, porque es muy común repetir este patrón con otras relaciones, de amistad, de pareja o laborales. Ése ha sido mi caso. En lo laboral también he sufrido acoso y hace 4 años empecé una terapia que me ha hecho comprender el por qué de todo... Vendrán más personas así a nuestras vidas hasta que no resolvamos nuestras historias.
    Hace unos meses, estuve con una persona que en un principio era el hombre perfecto. Rápidamente quería que viviéramos juntos y tener hijos. En dos dias de viaje, cambió completamente: me humilló, me ridiculizó, me dió un "golpecito" en la cabeza a modo de reprimenda, me soltó un "gilipollas" de repente, etc, etc...vamos qué me quedé en estado de shock. Pero gracias a todo mi trabajo interior, no lo dejé pasar, corté de manera radical sin entrar a los motivos, sin explicaciones, sin reacciones emocionales. La indefensión aprendida es algo que debemos resolver por nuestro bien.
    Espero que no se malinterprete mi entrada. Repito, no tenemos culpa de nada, es una mala suerte topar con esta gentuza, y aqui en este blog, se dan pautas y consejos muy buenos. Pero si no cambiamos "por dentro", por desgracia tenderá a repetirse una y otra vez, y, al menos para mí, la única forma que encontré de recuperar el control de mi vida, fue hacer terapia.
    Un abrazo y muchos ánimos a tod@s los que estamos en este proceso!!

    ResponderEliminar