ACERCA DE ESTE BLOG

sábado, 26 de agosto de 2017

¿Pueden cambiar los narcisistas? ¡Ni quieren ni pueden!


El otro día, en un foro, la víctima de un narcisista, todavía bajo los efectos del vinculo traumático, decía: “A lo mejor, mi amor lo hará cambiar”. De los muchos errores que podemos cometer en relación al narcisista, este es quizás uno de los más funestos para nuestra recuperación. Lo diré de inmediato: Los narcisistas no quieren cambiar y no pueden cambiar.


Los narcisistas no quieren cambiar

¿Por qué no quieren cambiar? La razón más importante por la que no quieren cambiar es que ellos no creen que tengan que ser distintos de como son: grandiosos, únicos, especiales, superiores. Ellos lo disfrutan y se sienten orgullosos de su condición. Están enamorados de sí mismos. Se deleitan con la admiración y la atención que reciben a cada paso. Se sienten como reyes en su castillo.

En realidad, se creen dioses del Olimpo ¿Por qué querrían cambiar ese estado de cosas? Piensan que están por encima del resto de los mortales y no tienen ningún deseo de abandonar esa posición. 

Podemos preguntarnos: ¿Qué pasa con la criatura maligna que se esconde debajo de la máscara? ¿No querrían cambiarla?  La respuesta a eso, aunque sorprenda, es que no. Niegan la mayor parte del tiempo esta realidad oscura. No quieren agobiarse recordando la bestia salvaje que han encerrado tras su fachada. Están convencidos que la existencia de esa criatura es culpa de otras personas. El modo como han sido tratados ha creado ese ser que tanto les espanta y al que se niegan rotundamente a ver cara a cara. Otros intentan que salga a la luz, eso, creen ellos en su paranoia, es parte de la conspiración que hay contra su estirpe.

Ese plan de destruirles, piensan, no funcionará y no tendrá éxito. Ellos son más listos. No podemos hacerles creer que esa bestia que se oculta tras la máscara son ellos mismos. Jamás de los jamases. Ellos se sienten mejores que nosotros, superiores. La criatura puede, y debe, permanecer encerrada y ellos ya saben cómo hacerlo: engullendo ñam ñam todo el combustible posible.

Sí se les niega este combustible, la bestia intentará aparecer ¿Ven cómo es culpa nuestra? No necesitan cambiar porque no hay nada malo con ser narcisista. Esta supuesta falla es nuestra, no le damos el combustible en la dosis que él, una persona única y especial, merece. Es su derecho exigírnoslo, su superioridad innata y su grandeza así lo demanda. Ellos saben que son los mejores, los campeones, y deben ser atendidos puntualmente en sus necesidades. Para eso estamos nosotros, seres inferiores, que tenemos el privilegio de suministrarles combustible cuando sus divinas majestades así lo requieran. Deberíamos estar agradecidos.

Suena alucinante, es alucinante, pero así piensan los narcisistas ¿Cómo se nos ocurre pensar ni por un segundo que quieran cambiar? ¡Ni en sueños!

Los narcisistas no sólo están orgullosos de lo que son, sino que, además, disfrutan muchísimo de lo que hacen. Saborean el poder absoluto que tienen sobre sus víctimas. Encuentran placentero herirlas y destruirlas a fuerza de abusos y manipulaciones. Para nosotros es chocante y perverso, pero eso les causa una oleada de poder y fortalece su autoestima. Someter a las personas con sus juegos les  hincha como un globo ¿cómo van a querer renunciar a eso? Dado que carecen de empatía, tratan a las personas como si fueran piezas de ajedrez y eso, en verdad, les hace sentir omnipotentes.

Les gusta sentir que sus víctimas son como títeres bajo su control, mientras les sonríen malévolamente y destruyen sus vidas. Saben que están haciendo daño, pero no les importa. No tienen ningún deseo de abandonar este poder maligno. Son adictos a él. Así que ni hablar de querer cambiar, para nada.

Ellos, en el fondo, saben que son diferentes, pero no creen que estén enfermos ni que estén haciendo algo malo ¿Qué culpa tienen los pobrecitos de ser superiores y mejores que nosotros? Racionalizan y justifican todo su proceder y se sienten con derecho a actuar como actúan.


Los narcisistas no pueden cambiar

No solamente no quieren cambiar, es que además no pueden cambiar. Hay que entenderlo y aceptarlo. Saben que la mayoría de sus víctimas son personas empáticas que rebosan compasión, con un gran deseo de ayudar. Gente que cree sinceramente que todos podemos ser mejores. Los narcisistas se han aprovechado de estos rasgos positivos de sus víctimas y les hacen creer que sí, que ellos pueden cambiar y volver a ser aquella persona maravillosa, amable y amorosa que se dio a conocer al principio de la relación.

Esa persona no existe. Esa persona era una ilusión. Como he explicado en otro lugar, el ser que conocimos en el tiempo de la idealización es el producto de miles de diferentes atributos tomados de otras personas y no hay nada real ahí.

Uno de las mayores dificultades que tienen las víctimas es convencerse que esa persona de la cual se enamoraron o con quien trabaron amistad no era real ¿Cómo podría alguien simular de una manera tan intensa el amor? Sí, ellos pueden, son unos magos del camuflaje. Los mejores en el sublime arte del engaño.

Los narcisistas nos han hecho creer que esa persona era real y pensamos que si este ser tan maravilloso apareció una vez en nuestras vidas, puede reaparecer de nuevo. Nos empeñamos, ingenuamente, en querer arreglarlo y que vuelva al escenario el príncipe azul del principio. Créanme, eso no sucederá.  Hagamos lo que hagamos no podemos cambiarlo en algo que, en realidad, nunca ha existido.

No solamente no podemos hacer que regrese aquella persona que creímos que existió. No podemos cambiar al narcisista en ningún caso. Estamos tratando de modificar un patrón estable de personalidad que está profundamente arraigado en su persona. Es fijo. Su modo de ser no puede ser alterado, trastocado o variado. Su conducta, incluso, responde a una predisposición específica de su código genético.  

No hay esperanza de lograr que cambien, porque el trauma que ha dado origen al trastorno narcisista se ha producido en una edad muy temprana de la vida, cuando todavía se estaban formando ciertos circuitos neuronales, especialmente los relativos a la empatía y la conciencia, que han quedado afectados para siempre.

Si tratamos de cambiar al narcisista nos estaremos sometiendo a una prolongación dolorosa del abuso que hemos sufrido. Ellos intentarán jugar con  nuestra esperanza de que cambiaran a fin de lograr su objetivo de que permanezcamos a su lado.

Nos dirá cosas como: “Quiero ser una mejor persona, por favor, ayúdame”. “Por favor, sálvame; tú eres la única que puede”. “Voy a cambiar esta vez, te lo prometo”. “Sé lo que he hecho, lo siento, con tu ayuda puedo mejorar”. Estas y otras frases similares son todas vacías. No cometamos el error de pensar que realmente quieren cambiar. Es un engaño para mantenernos atrapados en su burbuja.

Dicen estas cosas porque saben que queremos oírlas. Apelan, astutamente, a nuestro buen corazón. Ellos no quieren ser cambiados, repito, porque disfrutan lo que son y lo que hacen. El problema, si es que hay alguno, son siempre los demás. Incluso en el improbable caso que quisieran cambiar de verdad, no pueden.


Nosotros sí, nosotros sí que podemos cambiar

Lo único que realmente está en nuestra mano es cambiar nuestro comportamiento cuando interactuamos con el narcisista. Podemos aprender a relacionarnos con él de tal manera que logremos escapar de sus garras o, al menos, aminorar el impacto de su conducta tóxica en nuestras vidas. Esa es la gran ventaja del aprendizaje, porque ellos ni quieren ni pueden cambiar, pero nosotros sí, nosotros sí que podemos aprender a actuar de manera diferente, y dejar de ser sus víctimas.

Pero, no lo olvidemos, somos nosotros los que cambiamos, no ellos. Esa es nuestra lucha y nuestra esperanza.

Atento a sus comentarios y aportes. Un saludo.

@libresdelnarcisista

17 comentarios:

  1. Muchas gracias por el artículo, genial como siempre!!!

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elena, un abrazo y adelante siempre

      Eliminar
  2. Muy bueno si😊, en mi caso mi ex narcisista tuvo una temporada que creía que todo el mundo Le odiaba y envidiaba. Paranoicamente creía le perseguían y que había complot contra el. Cuando restableció todas sus fuentes y yo como principal(ahora soy consciente) esos miedos y obsesiones se disiparon. Supongo que nuestro combustible lo logró temporalmente. Actualmente estoy fuera de su vida, me echo a patadas. Pero supongo que es cuestión de tiempo que acabe solo, ya que creo que con el tiempo se queda sin fuentes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los narcisistas fluctúan constantemente. En realidad, su equilibrio interno es muy frágil pues es completamente dependiente del combustible, algo que les preocupa constantemente, porque viven situaciones que no puede controlar y son extremadamente vulnerables a la crítica. Todo ello está relacionado con su tendencia a la paranoia. En realidad, es como si estuviera siempre, a nivel psicológico y emocional, en modo "depredador": cualquier persona puede ser potencialmente o una presa o un enemigo. No nos imaginamos una vida así, pero esa es la pesadilla en la que se encuentran atrapados, y que solo se "alivia" alimentando su "falso yo" con suplemento narcisista o combustible

      Eliminar
  3. Me parece increible que todos los narcisistas obren exactamente igual en todas las partes del planeta. Qué desarreglo mental puede dar lugar a eso?
    Son realmente conscientes del daño que causan?
    Es que para las personas empáticas nos es sumamente imnimaginable que alguien haga daño asi porque si

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, responden a un patrón fijo de comportamiento que una vez identificado se hace completamente predecible. Me parece que esto tiene que ver con los orígenes traumáticos de este trastorno y que responde a condicionamientos más o menos similares y que se corresponden con los nueve rasgos que definen el trastorno narcisista. No todos los narcisistas saben que son "narcisistas", pero si son conscientes que son "diferentes", especialmente porque desde muy jóvenes han tenido que aprender a convivir en medio de un mundo empático. Su carencia y vacío emocional establece una distancia entre ellos y nosotros. Ellos son conscientes de esto. También de su adicción al combustible o suministro narcisista. Eso sí, saben perfectamente el daño que causan a los demás, no porque lo sientan sino porque observan el dolor y la devastación que logran producir en otros, y las reacciones emocionales que lo acompañan y que son lo que realmente están buscando. Comprendo que sea impactante comprobar la existencia de unos seres humanos que se alimenten del dolor y la destrucción psicológica de otros seres humanos, pero esa es la realidad que se esconde detrás del narcisismo patológico. Eso sí, una vez que hemos descubierto el engaño, e identificamos los mecanismos psicológicos que están actuando, es cuestión de tiempo descondicionarnos y recuperar nuestra libertad. Un saludo y ánimo siempre en tu camino

      Eliminar
    2. Extraordinario este artículo (como todos).

      Yo ahora tengo claro que mi ex sabe perfectamente todo el daño que causa, que es un plan perfectamente diseñado de arriba a abajo, que se nutre de ello. Fuimos a terapia de pareja y dio la vuelta a la terapia, de manera que la culpable pareció que era yo... He establecido el contacto mínimo con él, pues el contacto 0 no es posible por cuestiones laborales. ¿Sería beneficioso para mí, para que me dejara en paz para siempre, que le dijera que sé que es un psicópata integrado o sería contraproducente para mí y mejor hacerme la tonta y usar el método de piedra gris?

      Gracias por tanto.

      Helen

      Eliminar
    3. Helen: Un saludo. No merece la pena que lo confrontes, negará hasta el último aliento su condición, y, probablemente, te acuse a ti de ser la narcisista, la desequilibrada, etc. Además, no ganarías nada, él no va a cambiar nunca su conducta manipuladora, está en su naturaleza. Son muy intuitivos, probablemente sospecha ya que tú has identificado su trastorno. Por otra parte, todo lo que digas lo va a interpretar como crítica, y se sentirá injuriado, lo que despertará su furía, e intentará vengarse de mil maneras. Lo más sensato es evitar al mínimo el contacto con esta persona, y en el caso de que sea inevitable abstenerse de cualquier reacción emocional. Es la mayor bofetada porque los descoloca totalmente, sobretodo porque está acostumbrado a surtirse de tus reacciones emocionales. No le des nada de nada, frialdad lo más que pueda, palabras cortas, monosílabos. Mantente amable, eso sí, nada de reproches, ni reclamos, en absoluto, todo eso es combustible, amable, en calma pero con mucha firmeza. Cuando observe eso y vea que ya no engañarte y manipularte, sabrá que lo has calado, aunque no lo hablen nunca, ni siquiera conviene tener esa conversación. Mucho ánimo y de este tema tengo yo una larga experiencia, y sé que es difícil lo de la "piedra gris", sobre todo al principio, pero luego es estupendo, terminan por no querer nada con nosotros. Es la mejor revancha. Un abrazo y adelante

      Eliminar
  4. Gracias. Qué ganas tengo de salir de todo esto. Es una pesadilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Helen me pongo en tu lugar. Uo tengo tantas ganas como tú. Esto es un martirio, pero ya va quedando menos...😊
      Un abrazo
      Elena

      Eliminar
  5. Hola, me llamo Daniel y estoy practicamente en shock con la información que leo del narcisismo. Creo que el primer paso es admitir que soy narcisista, me asusta que digas "no quieren, no pueden". Me siento muy enamorado de una mujer que termino su relación conmigo, y me ha costado mucho comprender porque paso. Investigando supe que la mamá me tilda de narcisista, y empecé a leer al respecto. No me es facil muchas cosas que describen son ciertas. Con micho dolor, debo aceptar que me terminaron y mas aun, sabiendo que es porque me reconocen como narcisiga, por lo que entiendo la reacción. Reconozco que soy narcisista, de verdad quiero ver realmente quien soy, no hacer daño, amar y ser amado. Agradecería tus comentarios y/o guía, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniel: El narcisismo es un espectro donde caben muchos grados. Es probable que tengas rasgos narcisistas en tu modo de ser, pero eso no significa que sufras "un trastorno de personalidad narcisista". Referidos a estos últimos es que afirmamos que ni quieren ni pueden cambiar, pero me parece que no es tu caso. Los que sufren esta patología no se enamoran (están enamorados de sí mismos), no sienten pena de ser como son, no comprenden si la gente les deja por esta razón, tampoco les importa si hacen daño o no porque no tienen empatía, y tampoco buscan ser amados ni amar, porque son incapaz de apegarse a nadie, y, al contratio, odian que los amen, y lo único que quieren es que los admiren y les den combustible en forma de elogios, admiración, etc. Así que, a pesar de lo que diga la madre de esa chica, por lo que dices tu no eres un "narcisista", en el sentido de sufrir ese trastorno del que hablamos en este blog. En tu caso, por supuesto, claro que puedes cambiar, y mejorar como ser humano, ese es el reto de todos. Un saludo y ánimo siempre en tu camino

      Eliminar
    2. Buenas tardes amigo, me gustaría charlas contigo, puesto que me ha pasado algo similar.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Me llamo Marina. Mi ex pareja encaja en toda la descripción de narcisita. Me ha dejado muchas veces en 3 años. Ha estado con otra chica y me ha dicho que era por mi culpa. Cada vez que se peleaba con su madre o con la madre de su hija (con quien convivio un tiempo aun estando conmigo) venía a vivir a mi casa que sabía que le abría las puertas y lo cuidaba. He estado a su lado siempre que lo necesito y por el contrario siempre que pase por una situación difícil me ha dejado desapareciendo de mi vida y dejandome sola con todos mis líos. Luego vuelve y yo le abro las puertas. Hasta ha culpado a mis hijos por separarse de mi, diciéndome cosas horribles de ellos. Yo conocí su lado bonito y creía que éramos el uno para el otro. Hacíamos planes y proyectos juntos desde lo laboral incluso. De lo cual me dejo afuera y se colgó todas las medallas de lo logrado. Actualmente nos mandamos mensajes cada tanto. Cuando siento que lo extraño y le digo que lo amo comienza de nuevo con lo que nunca será posible y bla bla. Cuando le digo que ok que ya fue me manda un mensaje que vaya a dormir con el. Estoy sufriendo mucho porque no puedo creer que sea capaz de hacerlo a propósito. No puedo creer que me diga que me ama y está enamorado de mi y luego diga tantas cosas hirientes...
    Realmente es un narcisista?
    Necesito ayuda. Para seguir adelante sin pensar más en el.

    ResponderEliminar
  8. Por muchos medios incluyendo este articulo me doy cuenta que sufro de este trastorno, ya que todo encaja en mi comportamiento, acabo de perder a la mujer que amo, aunque por lo que EH leído no la amo, solo me alimente de este combustible, estoy reconociendo y aceotando todos los datos que apuntan que sufro narcisismo y no quiero seguir siendo así, ya di por perdida esa relación y no quiero quedarme solo, quiero algún día poder tener una pareja, necesito cambiar y se que necesito ayuda profesional pero me aterra el saber que realmente no puedo y no quiero cambiar como aquí lo explican.

    ResponderEliminar
  9. Sera que en cierto grado tengo algo de narcisista por haberme enamorado de uno? Estoy tratando de comprenderme... De comprender la raiz de fondo. y pienso que la pareja nos refleja nuestra luz y nuestra sombra. Pero hasta que punto?

    ResponderEliminar