ACERCA DE ESTE BLOG

martes, 29 de agosto de 2017

El método de la "Piedra Gris": Dificultades y cómo superarlas


Conozco bien el llamado "método de la piedra gris" porque fue la estrategia que tuve que emplear con el narcisista, con quien compartía un proyecto laboral de obligado cumplimiento, los meses previos al establecimiento del Contacto 0.

Es la fórmula que aconsejan cuando nos es imposible romper totalmente el vínculo con estos individuos, sea porque tengamos hijos en común, o porque forme parte de nuestra familia: padre, madre, hermanos, etc., o porque se trata de un compañero de estudios o de trabajo, o quizás de un vecino, etc.

En todos estos casos, la recomendación es siempre mantener un contacto mínimo con el abusador, ceñido a lo estrictamente indispensable. 

El "método de la piedra gris" consiste, básicamente, en abstenerse de cualquier reacción de tipo emocional que pueda servirle al manipulador de suplemento narcisista. Sabemos que, en todas sus interacciones, el objetivo central de los narcisistas es extraer combustible de sus fuentes de suministro. Esto es lo que buscan incansablemente y la razón de ser de todo lo que hacen.

Recordemos que cualquier forma de atención que le prestemos le sirve de combustible. Nuestras respuestas emocionales, ya sea en forma de palabras o de gestos, positivos o negativos, lo alimentan. Provocar nuestras reacciones es la motivación que subyace detrás de sus maltratos y manipulaciones.

Si dejamos de alimentarlo, se aburrirá de nosotros y se marchará a otra parte a buscar la droga que necesita para vivir.

Tengo que reconocer que esto es más fácil de explicar, que de poner en práctica. Al principio me resultaba enormemente difícil mostrarme emocionalmente neutro con el narcisista, y ello, básicamente, por cinco razones:

1. No mostrar mis emociones choca con mi modo de ser. Por naturaleza soy emocionalmente bastante expresivo en mis relaciones con los demás. Ese es mi carácter, por lo que este método me exigía controlar lo que para mí es natural y espontáneo. 

2. En mi interacción con el narcisista había sido condicionado para servirle de soporte psicológico y emocional. Hoy día entiendo que, precisamente, ese condicionamiento era parte del abuso. Dejar de reaccionar emocionalmente significaba romper el automatismo de mis respuestas, y la dinámica de la relación que hasta ese momento había llevado con él.

3. El narcisista conocía mis puntos vulnerables y se servía de ellos para provocar en mi alguna reacción emocional. Sabía muy bien que temas abordar, ya sea para despertar mi interés, haciéndome sentir importante, o, la más de las veces, descalificarme y herirme, casi siempre en forma encubierta, en base a mis debilidades. No reaccionar frente a esto era cuesta arriba para mí.

4. El más pequeño contacto con el narcisista activaba en mí la mezcla potente, una especie de enganche emocional que me traicionaba y me movía a actuar buscando su aprobación y una vuelta al período dorado de nuestra amistad. Mi cabeza me decía que todo era mentira, que no debía darle combustible, pero luego yo hacía justamente lo contrario. Cuando sucumbía en esta lucha, y sucumbí muchas veces, pasaba varios días desanimado, intentando buscar una solución que me librara de mi  conducta paradójica.

5. En la medida en que fui tomando conciencia del abuso que había sufrido y de sus graves secuelas, se despertaron en mi  emociones muy intensas en relación al narcisista: rabia, ira, tristeza,... ¿Cómo demostrar indiferencia y neutralidad a alguien que me había tratado de esa manera?


¿Cómo logré vencer estas dificultades?

Haciendo una retrospectiva de lo vivido, me doy cuenta que aprender a implementar el método de la piedra gris  fue un proceso personal que requirió tiempo y esfuerzo. En ese camino, los siguientes elementos me sirvieron de ayuda: 

1. Desconexión emocional: 

Desconectarme emocionalmente de la situación, analizando racional y objetivamente mi relación con el narcisista, y abandonando el enfoque emocional, la perspectiva que más me debilitaba en esta batalla. Para ello es útil considerar fríamente las características que definen el trastorno narcisista, especialmente lo relativo a su falta de empatía y a su incapacidad para establecer vínculos. Afligirse por esto, o tomárselo como algo personal, no tiene mucho sentido. Simplemente, hay que aceptar que estos son los rasgos de personalidad de estas personas y actuar en consecuencia.

2. "Observa, pero no absorbas": 

Una perspectiva que me ayudó fue aplicar la fórmula: "Observa, pero no absorbas". Me propuse observar con atención mis interacciones con el narcisista, sus palabras, acciones, etc., como quien ve la escena de una película. En realidad, tomaba nota en mi mente de todo lo que hacía, evitando hacer juicios de valor e interpretaciones a priori. Cabeza fría en todo. Llevaba una especie de "Diario de Campo" que me fue muy útil a la hora de estudiar al narcisista y de conocerme a mí mismo.

3. Comprender bien el concepto de combustible: 

La noción que más me ha ayudado a escapar de la trampa del narcisista fue la de combustible. Mediante la observación, pude identificar con claridad cómo provocaba mis reacciones emocionales, sus maquinaciones para lograrlo. Detalles que antes se me pasaban inadvertidos, se fueron haciendo cada vez más claros. Me di cuenta, por ejemplo, que me preparaba celadas, jugando con mis expectativas, hasta que yo caía en la trampa y reaccionaba como él buscaba. Este punto es clave, porque todo gira en torno al combustible. 

4. Conocer mis vulnerabilidades: 

Tomé conciencia de los aspectos de mi persona que más atacaba el narcisista, todas sus críticas veladas tenían como eje aspectos personales míos como la edad, mi manera de hablar, mi forma de relacionarme con otros, etc. Si ya sabemos de antemano los flancos por donde el enemigo va a intentar atacarnos, estaremos preparados y no nos tomará por sorpresa.

5. Hacer un inventario de situaciones abusivas vividas: 

El mejor predictor del comportamiento de una persona, son sus conductas anteriores. Cuando hice mi lista de los horrores, pude identificar patrones que se repetían una y otra vez: a un aparente acercamiento, casi siempre le seguía una acción abusiva. Cuando fui uniendo las diversas situaciones, concatenando los hechos, llegué a la conclusión de que la relación había sido, de principio a fin, un total engaño. Entonces, sencillamente, dejé de creer totalmente en el narcisista. Ese fue el verdadero principio de mi liberación.


Hasta que un buen día lo logré: ¡Piedra gris for "ever"!

El camino no fue fácil, pero fui dando pasos, pequeñas victorias que poco a poco me fueron convirtiendo en una verdadera piedra, sosa y gris, para el narcisista. Lo que más me costó enfrentar fueron sus continuos tratamientos silenciosos,  pero con el tiempo hasta eso logré. Ni la más pequeña reacción, sino que me volví indiferente a su indiferencia y frialdad, a su silencio.

Aprendí a no usar un lenguaje emocional en mis diálogos con él sobre temas laborales. A responder con monosílabos. A no mostrar ningún interés por sus asuntos personales. A no contarle nada sobre mis cosas. Cada vez que buscaba su ración de combustible, me lo veía venir, le decía que estaba muuuuy cansado y que tenía muuuucho sueño, así que sólo tenía cinco minutos para atenderlo y que fuera directo al grano. Esa actitud mía lo desarmaba.

A sus intentos de descalificarme sencillamente ni respondía, como si eso no fuera conmigo o me estuviera hablando en chino mandarín. Piedra gris: mañana, tarde y noche. 

No puedo olvidar, una día, semanas antes de decretar el Contacto 0, en que el narcisista intentó provocarme sacando un tema que para mí era bastante sensible. En otra circunstancia hubiera reaccionado intensamente, pero, me di cuenta de su propósito, y me limité a decirle con voz neutra:

- Lamento que pienses así, pero no voy hacer nada para que opines lo contrario, allá tú, es un asunto tuyo

Esta respuesta mía lo encendió de ira, entonces subió el tono, y se expresó de manera ofensiva. Yo le repetí tranquilamente que no pensaba hacer nada para que cambiara de opinión. Y añadí

- Además estoy cansado, y me marcho. Hasta luego.

Y lo dejé con la boca abierta.

Su respuesta a mi negativa de darle combustible, fue desaparecer quince días (tratamiento silencioso ausente). Cuando lo volví a ver, lo saludé como si tal cosa. Ni un solo comentario sobre su ausencia. Nada de nada.

Comparto estas experiencias a fin de animar a otros. Si fallamos alguna vez en nuestro intento por convertirnos en piedras grises para el narcisista, paciencia, no pasa nada, lo volvemos a intentar hasta que lo logremos.

De antemano, gracias por sus aportes y comentarios. Un saludo


@libresdelnarcisista 

30 comentarios:

  1. Muchas gracias por tu testimonio, es de gran ayuda para todas las víctimas.
    Después de leerlo me siento a pesar de todo una privilegiada, porque yo no he tenido que emplear el método de la piedra gris, en mi caso fué un descarte en plan bestia cómo ya sabes. Me alegra mucho que lo hayas superado y esperanza para l@s que estamos en el camino. Muchas gracias y que tengas un buen dia:)

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elena, vivir la experiencia del descarte es tremenda, y lo sé por experiencia, pero tener que lidiar con esta gente después de que ya sabe uno lo que hay no sé lo qué es peor, la verdad. Salir del área de influencia de estas personas, es lo más sano. Un saludo

      Eliminar
  2. Amigo, has descrito con total exactitud la batalla que libro desde hace 6 meses con esta persona narcisista que he tenido en mi vida. Como ya estoy desconectada emocionalmente, cada vez lo hago mejor, cada vez soy más "piedra gris". Ya conozco al detalle todas sus estrategias para conseguir mi combustible....y ya no le sirven. Ayer mismo, después de tiempo sin tener contacto, coincidimos en una reunión de trabajo. Fue genial, él como si nada y yo, viendo toda su actuación como si fuera una película. Ni una reacción emocional por mi parte, nada de alimento. Él, perplejo...Yo, divertida. Ahora toca tratamiento de silencio de nuevo, es ya aburrido de tan predecible.
    Sé que aún no ha acabado, pero voy por buen camino.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno, Silvia! He llegado a pensar que lo del "tratamiento silencioso" es como una "venganza" por no darle combustible. Lo bueno es saberlo y no darle lo que buscan, que es atención. Con lo de la "piedra gris" me tocó vivir algunos momentos divertidos, sobre todo al final, porque llegué a prever por donde iba a atacarme y tenía preparada de antemano unas respuestas inesperadas para él. De todas maneras, en general, no me fue fácil y no tener ya ninguna relación laboral con esta persona fue un tremendo alivio para mi. Ánimo siempre, un saludo

      Eliminar
  3. Después de 22 años tal cual lo relatas el método de la piedra gris fue la única manera de liberarme de el. Después de haber intentado todo, hablé, grité, pelee, pero libros, pero cursos, terapia etc.
    Aprendí a observar las cosas desde arriba como si mirara a través de un microscopio quitando el sentimiento y poco a poco me hice experta descifrando su conportamiento y hasta sabía cono iba a reaccionar y hasta las palabras y métodos que usaría para "castigarme" en represalia. A veces con silencios, desprecios, descalificaciones, humillaciones así como económicamente, ausencias, me quitaba las llaves de la casa, la camioneta etc. Cualquier cosa que me pudiera sacar de quicio, el autocontrol y no reaccionar a sus provocaviones además de evitarlo a toda costa, si él estaba en la sala yo en la recámara y si él entraba yo salía como si evitará un enfermo contagioso literal fué la única manera de salir de su dominio, no fue fácil 8 meses pasaron para que llegara el descarte y mi reemplazo por que por supuesto moriría sin obtener combustible.
    La sanacion ocurrió rápidamemte cuando observé que con todos actuaba exactamente igual cual robot programado deje de sentirlo personal para transformarlo en una victoria la de haber vencido a una máquina tal cual película de Terminator.
    Piedra gris + contacto 0 igual a libertad, paz y salvación fué el resultado para mí!
    Feliz y bendecida vida para ti y para todos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias por testimonio, Angélica!! Detrás de cada víctima del abuso narcisista hay verdaderas historias de vida con grandes enseñanzas porque el ser humano se crece en la dificultad. Coincido totalmente en que cuando uno deja de verlo desde la pespectiva emocional, y utiliza su razón, se hace fácil enfrentarlo. Es cierto, su patrón es con todo el mundo, lo repiten constantemente. Cuando nos negamos a darle combustible, tarde o temprano terminan marchándose. Comparto tu experiencia de que piedra gris, y sobre todo, el Contacto 0 es lo mejor. Cuesta salir de la pesadilla, pero ¡qué alivio tan grande recuperar uno su vida!. Un saludo

      Eliminar
  4. Es la mejor manera de ser libre, sin embargo, los que tenemos hijos en común es muy difícil. Mi ex esposa sabe que mi punto debil es mi hija de 3 años y con ella intenta siempre manipularme y que rompa mi actitud de piedra gris.
    Cuando no la escucho o no se nada se ella me siento libre, tranquilo y en paz, pero pasan unos días y llama con pretextos muy básicos, pero siempre relacionados con mi hija.

    No creer nada de lo que dicen, contestar sólo con monosílabos y verlos como robot, son muy buenas herramientas para aburrirlos y que descarguen su ira en otros y busquen el combustible por otro lado.

    Seguimos en la lucha diaria, aprendiendo siempre, mientras más sepamos, menos podrán manipularnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos. Comprendo tu situación. De hecho, creo que es bastante difícil compartir responsabilidades parentales con una persona que sufre este trastorno. Desde aquí todo nuestro apoyo. Es un factor importante eso que refieres de no creer en nada, pero nada, de lo que dicen. Una vez que uno deja de creer en ellos el 100 %, pierden el control que pueden tener sobre nosotros. Todo el abuso se basa en el engaño, cuando ya no le funciona, saben que tienen que buscar combustible en otra parte. Ánimo, amigo, y adelante siempre en tu camino

      Eliminar
  5. Muy bien por vuestras victorias, Angelica, Silvia y anónima. Dssconexión emocional, despersonalización, como si estuviéramos viendo una película.
    En mi caso lo que más me costaba era no reaccionar negativamente. Es que es verdad que hacen todo lo posible por provocar reacciones negativas y cuando ves que es mentira y es injusto lo que te están diciendo a ti o le dicen a otras personas delante de ti es dificilísimo no reaccionar negativamente. Ojalá yo hubiese sabido todo esto antes y me hubiera ahorrado mucha energía y disgustos.
    Un post para enmarcar con consejos estupendos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, no es fácil no reaccionar, además no sabíamos como era la dinámica del combustible. Cuando logré desconectarme emocionalmente, y tomé conciencia del trastorno y sus rasgos, fue más llevadero. Con el tiempo, hasta logré relajarme y fui aprendiendo de mis fracasos y de mis pequeñas victorias. Cuando lo dejaba sin combustible, se me "desaparecía" unos días, y entendía que estaba buscando su "dosis" por otra parte. En fin, vamos avanzando y lo importante es no desanimarse. De todas maneras, es bueno que sepamos que podemos comunicarle, por ejemplo, que estamos en desacuerdo con algo, de una manera fría y racional, sin emociones, como si estuviéramos explicando una fórmula matemática. Ese es el camino. Un saludo

      Eliminar
  6. A mí lo que no deja de asombrarme es la cara dura que tienen estos trastornados. Reaparecen como si no hubiera pasado nada, en mi caso con una sonrisa resplandeciente y muy buen humor, te dan las gracias por haberles ayudado en el pasado y por sé tan buen amigo y te preguntan cómo te va...como dejando la puerta abierta para, si es necesario, reaparecer y volver a utilizarte. Son geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Silvia, en mi caso después de decirme que ya no podíamos hablar más, yo le contesté que no se preocupara que yo no lo molestaría nunca más. Y sabes que me contestó??
      Hombre tanto como nunca...!!
      Yo le dije adios y él no contestó.
      Asi dejaba la puerta abierta, por si vuelve y acabar de rematarme. Qué personas más malas... de verdad. No salgo de mi asombro. Un abrazo

      Elena

      Eliminar
    2. Sí, es tal cual. Y encima te quieren echar a ti la responsabilidad, tú eres un amargado y ellos son tan zen y se olvidan de la mala leche.... así dicen ellos. Para flipar. Yo hasta me tuve que oír decir que bueno, paz y amor, todo un discurso yóguico que los demás son los que nosotros queremos ver, es decir... que no es él el malo, que soy yo que lo veo así. Yo, que además practico yoga de verdad y me estoy formando en Kundalini, oír que me dijera eso y se quedara tan pancho, es que flipé en colores tras haber abusado de mi paciencia y de mi tiempo durante un año bueno. Como para muchos, leer tu blog me ha llevado a la toma de conciencia y a la serenidad. Me queda algo de rabia, pero ya no lo tomo personal, porque he entendido su mecanismo y que la máscara que conocí hace tres años, era falsa.

      Eliminar
    3. Si no fuera porque el tema es muy serio dan ganas de carcajear..todos iguales..
      Silvia ..conmigo igual..como si no pasara nada..encantador..que si necesitas algo aqui estoy para ayudarte.
      Desprecio y olvido total a estos personajes.
      Un saludo y animo a tod@s

      Eliminar
    4. Silvia, Anónima, Chiara y Ángela: Coincidimos todos, más o menos en lo mismo. Cuando le plantee el Contacto 0 me hizo todo un discurso sobre el valor de la amistad, y que siempre sería mi amigo, y bla, bla, bla, ¡cómo si yo no tuviera memoria! Es para flipar, la verdad, menos mal que no entré en polémica (era lo que me apetecía) sino que le di toda la razón, pero que me desconectaba y le daba las "gracias" pero que ya no estaba "disponible". Después de que te han devaluado como fuente y te han puesto en su alacena, quieren que dejemos la puerta abierta, para ellos entrar y salir cuando quieran, y eso no funciona, lo sé por experiencia, eso es abrir la puerta a las mismas situaciones de abuso. El cierre tenemos que ponerlo nosotros, con firmeza y de manera fría, sin emociones. Cuesta un poco, pero no tenemos que estar supeditados a que nos sigan explotando cada vez que lo necesiten. Un saludo

      Eliminar
    5. Totalmente de acuerdo. Y que bien sienta saber que ahora el control es tuyo y puedes decir adiós, no por poder como ellos, sino por salud, por experiencia vivida que te hace más sabio, más fuerte, más seguro de ti mismo y más feliz al quererte más. Solo fuimos gente buena que no sabía que este tipo de personas existían. Una vez que lo aprendes, con dolor eso sí, y lo aceptas, creces.
      Yo ya me despierto cada día con ganas de vivir de nuevo.
      Un abrazo para todos.

      Eliminar
  7. Mi madre narcisista llegó a decirme:me das asco, con una mirada de.. Uff no sabría definirla, pero regocijo, a ver si por aquí saltas.. A toda costa quiere provocar alguna reacción en mí. Es increíble lo que ayuda investigar sobre el tema, entiendes que ahí no hay una madre, sino un ser que usa ese título para abusar de tí. Una vez pasado el duelo de que la persona que pensábamos que existía, no existe, que sólo era una máscara, es más fácil no alterarse por lo que puedan escupirte, pues ya es un ser que no ocupa espacio en tus afectos. Todo el amor incondicional que le retiré a ella, ahora empieza a surgir en mi, para mí. Gracias Mamá por enseñarme el camino al amor propio, ahora evito el desamor como la peste. Aprendes a silenciar a la gente y observar sus hechos,y el mareo emocional y confusión se esfuman... La verdad siempre encaja, sientes que las piezas del puzzle cuadran.. Con ellos se vive en un estado de confusión permanente, ahora entiendo que es una de sus armas para manipular más fácilmente.. No hay que escucharles!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo, por compartir tu experiencia, quizás una de las más duras que es la de ser hijo o hija de un padre o madre narcisista, los cuales puede hacer mucho daño. En este caso, por lo compartes has logrado identificar esas conductas tóxicas y has buscado protegerte. Es cierto que en estas personas no son capaces de reciprocidad emocional y que carecen de empatía. Es una medida cultivar el verdadero amor y respeto por uno mismo, que cuando se vive de una manera sana y plena se reflejará también en nuestras relaciones con los demás. Mucho ánimo en tu camino y adelante con tu vida que es lo más hermoso

      Eliminar
  8. Yo estoy sufriendo el tratamiento de silencio por parte mi pareja. Lleva 3 dias sin hablarme y no se el motivo. No me lo quiere decir asi que he optado por seguir con mi vida. Ya se cansara cuando vea que no le presto atencion.
    Estoy agotada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, te comprendo perfectamente, realmente es agotador tener que soportar esa forma de maltrato que no merecemos de ninguna manera. Es duro y es una de las tácticas que más destruye la relación. Pero es una gran bandera roja del grado de toxicidad de esa persona, es su manipulación favorita. La solución parece sencilla pero bien sé yo que no es fácil: no reaccionar de ninguna manera, ni preguntar, indiferencia total. Es la única forma de derrotarlo. Si una persona es capaz de someter a otra a ese juego, ahí no hay amor. Nadie tiene que soportar ese trato. Así, que aprovecha su ausencia y comienza a planificar tu Contacto 0, y salir de esa estafa de relación. Cuando aparezca de nuevo, ni te des por enterada, ni le reclames nada, cómo si no hubiera pasado nada. Simplemente le sigues el juego, y ya está. Qué se hunda en su silencio maligno hasta el final de los siglos. Mucho ánimo y adelante que hay salida.

      Eliminar
  9. Hola a todos, terminé con mi novio y su conducta se me hacía tan extraña e hiriente me fue infiel lo encaré y su respuesta me dejó perpleja "es que me gusta jugar con las personas" traté de romper contacto con él pero el sábado pasado me envió mensajes dulces y me pidió fuéramos a bailar, ingenuamente acepté su invitación terminé a una hora de distancia a mitad de la noche caminando bajo el frío por que no llegó, decidí no llamarlo y al día siguiente me envió un mensaje por watts app que decía "no pude ir mi perro se enfermó" no le respondí y después comenzó a avisarme con mensajes y llamadas sus mensajes se tornaron patéticos y buscaba descalificarme el que más me llegó fue uno que decía "entonces te va a ganar tu orgullo, ya no me amas y sólo me hablas para que te invite a salir, ahora.me dejas de hablar que diferente eres ayer me buscabas y me escribías" algo me dijo que pretendía mostrarme como una rogona o desesperada que no lo dejaba en paz así que le contesté Sabes ayer me di cuenta que no me gustaría salir contigo, por que o quiero que se malentienda nuestra amistad mejor no hablemos más.
    Sigue llamando y enviando mensajes se que estoy enamorada de él pero al leer este post me doy cuenta que sólo me manipula que jugó con mi corazón y no debo permitirle seguir en mi vida gracias de verdad me a ayudado mucho!!

    ResponderEliminar
  10. Hola a todos!
    Gracias mil por este método de la piedra gris. Poniéndolo en práctica ya mismo.Acabo de descubrir hace unas semanas lo que me viene haciendo un compañero de trabajo con el que desgraciadamente tengo que relacionarme bastante. Yo no entendía qué pasaba pero había algo que me incomodaba y me alteraba muchísimo. Menos mal que confiando en mi intuición he entendido lo que ocurre y que no estoy loca. Su modus operandi es invadir mi espacio de diferentes formas: me interrumpe con cualquier excusa, me pregunta cosas que ya sabe cómo hacer pero se acomoda a que se lo explique yo, se acerca a mi sitio que practicamente se me tira encima invadiendo mi espacio físico. Es un goteo de inocentes interrupciones invasivas muy sutiles, así que nadie en la oficina lo ve. Es muy envidioso como me ve hablando con gente él también quiere mi energía. Ya he comenzado a ponerle límites pero los ignora y sigue insistiendo tengo que volver a repetirle que me deje en paz o no se acerque tanto. Es insufrible y yo no sé cuánto tiempo voy a aguantar así, los jefes parecen no darse cuenta aunque lo he comentado pero no de una forma muy descriptiva ya que al principio veía que algo pasaba, pero entonces no lo pude identificar como este patrón de comportamiento entonces expliqué que me interrumpía y me molestaba, ellos no ven la magnitud del problema. ¿Es posible denunciar estos comportamientos como acoso? ¿Hay algún otro recurso o arma para defenderse diariamente en el trabajo?

    ResponderEliminar
  11. En mi caso (mi ex), el hizo contacto 0, bloqueandome de todas las redes sociales y llamadas, después de 10 días contestó a mis correos, a mi me provocaba digamos mi debilidad, era bloqueandome, ya ahora no se encuentra en el país, pero siento que aún me sigue manipulando a pesar que no tengo comunicación con él, ¿qué puedo hacer al respecto? porque efectivamente si hay una lista de cosas malas que hizo y que provocó que yo reaccionara, ahora siento mucho dolor, rabia, enojo, porque habían muchos planes y solo porque a él no le gustó mi forma de contestar hizo lo que hizo (bloquearme)...aún se puede aplicar esta metodología o ya no?

    ResponderEliminar
  12. Hola. Es genial saber que no soy la unica que ha vivido con ese tipo de personas... a veces llegue a pensar que era yo la loca, porque el daño psicologico q ejercio en mi provoco una baja autoestima... nose como sucedio, pero me trabajo con pinzas de manera silenciosa.. cuando derrepente me encontre atrapada, tratando de agradarle, a pesar de sus maltratos fisicos y psicologicos, infidelidades... varias veces me echo de ma casa, me humillo delante de mi familia y la suya, me culpaba de todo hasta de sus infidelidades...realmente uno se transtorna con esas personas, nose como pude aguantar tanto.

    Y creo q muchas personas te pueden aconsejar, pero es uno el que tiene que abrir lo ojos y recuperar la dignidad, tocar fondo... yo despues de casi 10 años con el, llevo ya unos meses en modo piedra gris, ya que tenemos una hija de 7 años, y ya ella tambien estaba afectandola la relacion con tanta inestabilidad.

    Siento q son 10 años perdidos, lo conoci a los 18 y el 23... hoy ya tengo 28... creo que me vio tan vulnerable e inocente... fue mi primer novio y primero en todo. Me da mucha rabia al recordar todo lo que me hizo y rabia conmigo por estar en ese circulo vicioso horrendo!

    Muchas fuerzas y animooo a tod@s l@s valientes que toman ese paso que cuesta tanto!!

    ResponderEliminar
  13. Me uno con una mezcla de asombro y agradecimiento inmenso a las aportaciones de este blog. El conocimiento que irradia y las herramientas para sobrevivir a la relación con un narcisista son completamente liberadoras. En mi caso tuve ocasión de ver un día en T.V. un reportaje acerca del mal, en concreto uno en el que trataban de encontrar explicación a comportamientos atroces. Es ahí donde por primera vez escuché a unos autores franceses definir a los trastornados narcisistas y sus devastadores efectos, de los que venía a concluir que únicamente se sale abandonándolos.
    Para mi desgracia en mi relación laboral, acabo de toparme con un narcisista de manual, de los que aplican todas y cada una de las conductas que tan claramente se definen.
    Tan evidente es su comportamiento, que fui requerido para que intercediera para aliviar la situación del grupo de trabajo al tener cierta responsabilidad en el mismo. A partir de aquí empezó a desplegarse el arsenal del narcisista, en todas sus versiones, con tan buena suerte que localicé este blog lo que me permitió comprender todo lo que estaba sucediendo, llegando en más de una ocasión a reirme de lo evidente de la situación.
    En la actualidad estoy en pleno descarte y absolutamente devaluado y lo que es peor tengo un proyecto de 3 años por delante del que poco puedo hacer en la actualidad.
    Llevo aplicando la piedra gris, ya que me es imposible aplicar el contacto 0 y es por lo que me surge una duda que creo es extensible a muchas personas que puedan estar en mi situación.
    Al tener responsabilidades dentro de un grupo de trabajo y en vista de que los que en principio eran víctimas que clamaban por su atención, ahora muchos son monos voladores (conscientes de que siguen siendo víctimas) y que se prestan en mayor o menor grado a las triangulaciones, ¿conviene mantener el contacto grupal? o sencillamente asumir que la soledad y el ninguneo forman parte de la dinámica.
    Y sobretodo ¿se puede sostener 3 años de convivencia laboral con un narcisista aplicando la piedra gris y sin consecuencias?

    ResponderEliminar
  14. Acabo de descubrir que el papá de mi hijo de 11 meses es un narcisista encubierto y ha estado abusando de mí por 3 años. a partir de ahora mismo comienzo a implementar el método de la piedra gris cuando venga a visitar al niño y demás interacciones que tenga que tener con él el resto de mi vida por desgracia . gracias por darme claves para conseguirlo. muchas gracias de corazón

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias, está genial descrito para los que lo hemos vivido. Me parece ahora a toro pasado una fantasía que imagino que es increíble para los que no lo han vivido.
    La piedra gris es genial con amigos, exnovias/os tóxicas, compañeros de trabajo, etc... lamentablemente no vale para todo. Comparto hijos con una narcisista grado 10, llegué a suicidarme al final del lavado de cerebro y perdida de identidad. En el mismo hospital sufrí descarte y fue ella quien acudió a mujeres maltratadas para cuidarse la espaldas y aterrarme con no ver a mis hijos. Grado 10. Intento la piedra gris pero tengo un hijo enfermo al que hay que hacerle un tratamiento estricto que ella no cumple ya que desprecia la enfermedad, lo problemas, los errores y todo lo que no suba su ego, no siente empatía ni por su hijo. Hay excursiones escolares donde no respeta que tengamos que estar los dos de acuerdo, refuerza conductas que confunden a los niños y penaliza la sensibilidad, etc, etc... y lejos de poder convertirme en una piedra gris, me consumo por mis hijos y rezo por que las leyes me amparen pero veo lo integrados que están estos psicópatas y lo difícil que es todo incluso para un experto de la salud mental manejarles, ya que aprenden a hacer el mal por cualquier camino sutil ya que como bien explicas y yo no entendía necesitan combustible, droga hecha de dolor y angustia, algo que como persona que ha basado su vida en la empatía aun me cuesta creer que se posible... No soy creyente pero doy gracias Dios por todos los que escribís aquí y no habéis tenido hijos con seres así. Ánimo y un abrazo a todos. Hay gente buena.

    ResponderEliminar
  16. Gracias son muy valiosos tus comentarios .Hoy por fin escribo sin miedo a que ese personaje pueda fisgonear por aquí .Cuánto aprendizaje.Estoy empezando a recuperar mí paz interior

    ResponderEliminar
  17. Hola, este blog es el más valioso y sensible que me he encontrado sobre el tema, mil gracias. Actualmente estoy viviendo con un narcisista histriónico (según he leído es este tipo), y no he logrado aún desembarazarme de dicha relación. Me gustaria encontrar amigas y amigos que deseen cartearse por email para apoyo mutuo, sea que aún vivan o que no. Yo soy madrileña, 50 años, 16 años de relación con esta persona. Un gran abrazo a tod@s y ánimos! Mi email: silker588@gmail.com

    ResponderEliminar