ACERCA DE ESTE BLOG

lunes, 12 de marzo de 2018

LA RECUPERACIÓN DEL ABUSO NARCISISTA: DUMBO Y TIMOTEO

Liderazgo y autoestima from Libres del Narcisista on Vimeo.

Soy un enamorado de los dibujos animados. A veces descubro pequeños tesoros en este género de películas.

Viendo el clásico de Disney “Dumbo” (1941), la película del elefantito orejudo,  encontré un personaje entrañable: el empático ratoncito Timoteo, amigo del protagonista y un animador motivacional de altos vuelos.

La historia permite varias lecturas. Desde el punto de vista que me interesa, Dumbo, un nombre despectivo derivado de “dumb”: tonto en inglés, a causa de sus grandes y exageradas orejas es rechazado por su especie, representado por un grupo de elefantas maltratadoras y con rasgos narcisistas. Sólo cuenta con el amor incondicional de su madre, la cual se mete en líos por defenderlo, terminando recluida en un vagón-cárcel, acusada de estar loca.

El protagonista es marginado por su propio clan, considerado una vergüenza, culpabilizado y en un momento dado sufre el castigo del tratamiento silencioso.

Dumbo llora y sufre las secuelas del abuso. Aquí es donde entra en acción nuestro querido Timoteo.

El ratón se da cuenta de lo que sucede y actúa en defensa de Dumbo. Al escuchar las burlas de las elefantas, dice: “¿Y que tienen sus orejas?,… ¡A mí me gustan!” Pero lo más significativo es el diálogo que establece con el protagonista:

Tu mamá no perdió la razón, sólo está muy triste,… Y no son culpa tuya esas orejotas. (…) Oye, Dumbo, yo creo que tus orejas son grandiosas, más que eso, son verdaderamente decorativas. Sabes, las orejas grandes son un signo de inteligencia. Oye, ¡tus orejas son únicas!”

El ratoncito es un líder con visión, aquello que había sido para Dumbo su mayor vergüenza, se convierte para él en una virtud. Esas orejotas son una oportunidad y algo positivo. Sus palabras son, ciertamente, medicinales, el protagonista sonríe y empieza a caminar.

Algo comienza a moverse en la vida del futuro elefante volador,… y en la nuestra también.




TIMOTEO: EL DIÁLOGO INTERIOR

¡Qué bueno sería que contáramos con personas medicina como el ratoncito Timoteo para esos momentos difíciles en que nos sentimos con la autoestima baja, quizás como resultado de alguna relación abusiva! Lamentablemente, no siempre es posible.

Todos necesitamos en ciertas circunstancias ser reforzados positivamente, el apoyo de los demás nos revitaliza y nos ayuda a mirar las cosas desde otra perspectiva. Si lo recibimos, ¡enhorabuena!, ¡bienvenido sea!

Sin embargo, lo fundamental, es reconocer la voz del Timoteo que llevamos dentro. Las cosas que te dices a ti mismo, lo que crees de ti mismo, esa es la verdadera base para crecer y fortalecer nuestros niveles de autoestima.

El narcisista no logra validarse a sí mismo, toda su autoestima depende de la atención, tanto positiva como negativa, que recibe del exterior. Eso lo hace  absolutamente dependiente del combustible o suministro que obtiene de los demás.

Tú, en cambio, sí, puedes tener en tu interior a Timoteo. Son tus pensamientos su voz, aquello que crees de ti mismo, tus juicios de valor.

La tragedia del narcisista es que carece de los mecanismos normales que auto-regulan interiormente la autoestima. Sustituyó su yo real por un ego grandioso y vacío. Sólo es capaz de amar la imagen de sí mismo que se refleja en nuestros ojos. Timoteo nunca ha resonado en su interior.  

En el corazón del abuso narcisista está la tentativa de amordazar y silenciar al Timoteo que te habita, que sólo escuches la voz descalificadora del abusador, representado en la película por las elefantas, que creas su mensaje: no vales nada.

Recuperarte es sintonizar de nuevo con Timoteo, que él te diga lo bueno y lo valioso que eres, que te recuerde lo positivo que hay en ti, que te convenza de lo guapo e inteligente que eres gracias a tus orejotas.     

Prestemos atención a nuestro diálogo interior: ¿qué pensamos de nosotros mismos?, y volvamos a escuchar a Timoteo.

Un buen ejercicio:

Haz un pequeño inventario personal de todo lo bueno, lo positivo, lo hermoso que hay en ti, de tus talentos, de tus virtudes, de tus rasgos de carácter, de tus pequeños y grandes éxitos, de aquello de lo cual te sientes orgulloso de ti como persona.

Ese eres verdaderamente tú, no lo olvides

Queda pendiente para un próximo post otra enseñanza de la película, acerca de las creencias que nos limitan.

Gracias de antemano por sus aportes y comentarios. Un abrazo



@libresdelnarcisista




9 comentarios:

  1. Libres estaba leyendo el post con lágrimas en los ojos. Gracias de nuevo. Me has hecho recordar el principio de todo este calvario y reconocer que aunque tuve terapeutas que me ayudaron, tú fuiste para mi Timoteo. Recuerdo el verano que pasé y la lata que te di, que veranito.....
    Gracias a todo esto, soy más consciente de mi misma, de las cosas que hago, de lo que tengo y no hay momentos en mi dia a dia que no mire al cielo para dar las gracias.
    Yo sólo tengo palabras de agradecimiento por todo lo que haces y por la ayuda que recibimos.
    Tú siempre serás para mi " mi pequeño Timoteo".
    Un abrazo Libres y que tengáis un bonito dia:)
    Elena

    ResponderEliminar
  2. Que lindo post.
    Siempre había asociado la película sólo a las creencias limitantes, pero había olvidado a ese ratoncito.
    Recordando, mi voz interior se empezó a hacer más y más fuerte después de la mayoría de edad, sin darme cuenta es lo que me ha mantenido a flote. Muchas veces el abusador me decía que yo me creía mucho, que me pensaba perfecta y me recordaba todos mis defectos, por eso tenía una disociación cognitiva entre lo que yo creía que era y lo que él me decía que era.
    Menos mal que todo va tomando forma y las piezas van encajando.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Te mandé una solicitud de amistad por Facebook. Mi nombre es Kayomi Akiya. No es un perfil falso, ni tampoco una narcisista intentándome colar.
    Llevo tiempo siguiendo tu blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kayomi, un saludo especial para ti. Te comento que desde esta mañana no he podido entrar en mi cuenta de Facebook, he intentado recuperarla y estoy a la espera. Muchas gracias y todo lo mejor para ti

      Eliminar
  4. Me sumo a las palabras de Elena,a mi tb me has ayudado a ir saliendo de este pozo que es el abuso narcisista.No sólo haciendo de Timoteo, tb desde el conocimiento y la difusión de información sobre l@s narcisistas.Un gran trabajo realizado desde una doble vertiente, el apoyo y la ayuda emocional por una parte, por la otra ofrecernos la información necesaria para que podamos entender el por qué y encontrar las herramientas adecuadas para la recuperación.
    Gracias por hacerme ver y sentir que no estoy sola¡¡¡ Que somos muchos en el mundo los que sufrimos esta situación.Gran ejemplo de amor y solidaridad la que demuestras cada vez que haces una entrada.
    También quiero dar las gracias a tod@s los que cada día y por mediación de este blog cuentan sus historias y sus vivencias.
    Mucha fuerza y ánimo a tod@s.
    Un fuerte abrazo a tod@s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Ángeles, ahora leyéndote noto tu mejoria. Recuerdo en tus primeras intervenciones el sufrimiento. Ahora, aunque habrá días malos se nota que te vas recuperando. No sabes cuánto me alegro!!!😊
      Un abrazo muy fuerte.
      Elena

      Eliminar
    2. Muchas gracias Elena, cierto es que voy mejorando.El contacto 0 y la atención 0 ha sido mi mejor medicina.
      Por ahora mi narcisista me ha dejado tranquila ( espero que ya sea para siempre), habrá encontrado nuevos combustibles...De todas formas no bajo la guardia y sigo en mi proceso de recuperación.Espero y deseo que tú tb estés bien.
      Un abrazo muy fuerte😙

      Eliminar
  5. Como siempre tan profesional y tan original gracias por darme luces un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos. Sin palabras .A mí se me apagó Timoteo por un largo tiempo. Encuadrar a mí ex marido en este trastorno me devolvió la paz. Estoy luchando para salir de esto. La atención cero no la logro. Siempre aparece en mí cabeza la imagen y me duele otra vez!!! A mí pregunta de: cómo pudo hacerme tal cosa si me amaba tanto? Si yo era la mejor del mundo? Pero ahí aparecieron ustedes con información y testimonios desgarradores muy parecidos al mio. Apareció mí Timoteo. Muchas gracias por estar allí!!!!

    ResponderEliminar